El presidente Mauricio Macri se refirió a las cifras de desocupación de la Argentina luego de que ayer el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) difundió que la tasa de desempleo al cierre del segundo trimestre se ubicó en 9,3 por ciento, mientras que la subocupación fue de 11,2 por ciento.
Tras la presentación de ese informe, el Presidente advirtió que "un número que nos tiene que preocupar es el que efectivamente tiene empleo en la Argentina, que alcanza sólo el 40 por ciento" de la población económicamente activa, al remarcar que la tasa en el resto de la región es más alta. El jefe de Estado formuló estas declaraciones durante un discurso realizado en el salón San Martín de la Bolsa de Cereales de Capital Federal al inaugurar la Jornada Nacional del Agro.
Macri precisó en su breve discurso que de ese porcentaje, "más de 750 mil son empleos públicos, que se generaron para disimular la incapacidad de crecer" e instó a producir puestos laborales de calidad.

"Mayor apertura a mercados globales"

El presidente ratificó que su Gobierno impulsará una mayor apertura de la Argentina al "intercambio de oferta" con potencias económicas y pidió a los empresarios locales discutir las cadenas de costos. Abogó el Presidente por un mayor "intercambio de oferta" con la Unión Europea, los Estados Unidos, Japón y China para recuperar "mercados específicos" en los cuales colocar productos argentinos "con mayor agregado de valor" que los actuales. "Tenemos que buscar que haya una mayor apertura y productos con mayor valor agregado de los que estamos exportando", dijo el jefe de Estado.
Al hablar de las cadenas de valor, Macri dijo que la Argentina tiene un problema está "atrapada" hace décadas entre aquellos países de ingresos medios, por lo que hay que generar más empleo de calidad, agregarle valor a aquellas materias primas que se están produciendo con alta eficiencia. "Tenemos que visualizarnos de granero a supermerado y también ir hacia un mayor desafío productos de alta sofisticación que potencien las economías regionales", sostuvo y agregó que así se podrá "discutir cada costo en la cadena de valor, el camino de la capacitación y de la incorporación de tecnología".
Al hablar de infraestructura vial, portuaria e hídrica, reconoció el jefe de Estado que el tema de la logística es un problema para los sectores productivos porque la Argentina "debe tener uno de los peores sistemas del mundo". Y señaló en ese sentido que el Plan Belgrano tiene un eje fundamental para acercarle al productor del norte argentino el puerto en condiciones competitivas: "Las obras han arrancado y estamos comprometidos con equipos profesionales serios". También el mandatario pidió a los productores y empresarios agropecuarios trabajar sobre la base de normativas medioambientales porque el país se comprometió a cumplir con "metas muy ambiciosas en línea con la última cumbre de París".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora