*

Mauricio Macri con todos los gobernadores: "Tenemos que ser un equipo"
El presidente Mauricio Macri compartíó hoy un almuerzo en el quincho de la Quinta de Olivos con los gobernadores de las 23 provincias y la ciudad de Buenos Aires para analizar la coparticipación federal en una reunión que fue destacada como ''buena señal'' y ''gran gesto'' por los invitados. Si bien algunos llegaron con la intención de escuchar la propuesta del mandatario, como indicó el socialista de Santa Fe Miguel Lifschitz, otros de raíz peronista como Sergio Casas, de La Rioja, o Juan Manuel Urtubey, arribaron con planteos sobre la necesidad de defender a las economías regionales. En general, los mandatarios provinciales admitieron al llegar a Olivos que tenían ''grandes expectativas'' por el encuentro, mientras desde el macrismo confiaron a DyN que había satisfacción porque se logró ''una asistencia perfecta''.
Conferencia de prensa
Una vez finalizado el encuentro, que arrancó a las 13, Macri brindó una conferencia de prensa. "Queremos equilibrio en la distribución de los ingresos", dijo Macri durante la conferencia, a la que asistió con la gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal , el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey , el de Mendoza, Alfredo Cornejo , y el de Santa Fe, Miguel Lifschitz . El Presidente se refería a los ingresos por coparticipación. El tema surgió reiteradas veces durante el almuerzo, según informó. Macri se mostró satisfecho con la reunión. "Todos ratificaron que entendían que en Argentina lo que hace falta es unir esfuerzos. Estamos todos entusiasmados por esta nueva etapa que comienza. Se planteó que tenemos que ser un equipo y trabajar juntos para todos los argentinos", dijo. Por su parte, Urtubey, Cornejo y Lifschitz también plantearon sus deseos de mejorar la distribución de ingresos coparticipables para las provincias. Cornejo a su vez dijo que no hay que pretender una "solución mágica" por parte del nuevo Gobierno nacional. A su vez, Lifschitz planteó la urgencia de luchar contra el narcotráfico y destacó que la administración de Macri incluya el tema dentro de sus tres ejes principales de Gobierno. Por otro lado, Macri dijo que otro de los temas tratados fue una reforma electoral. En este sentido comunicó que los gobernadores coincidieron en que hay que modificar el sistema actual de votación y, para las próximas elecciones nacionales, contar con un sistema de boleta electrónica como el que ya existe en la Ciudad de Buenos Aires."Estamos todos alineados", concluyó Macri.
El salteño Urtubey, reelecto por segunda vez este año, adelantó que le planteará a Macri trabajar ''sobre cuatro ejes'' que apuntan a involucrar a las provincias ''en la lucha contra el microtráfico'', a discutir la ''coparticipación y un sistema tributario más simple'', impulsar el ''voto electrónico'' y a promover la ''competitividad para los sectores productivos'' de las economías regionales. El riojano Casas dijo que tenía ''mucha expectativa, fe y esperanza'' para la reunión con Macri porque resaltó que para su provincia ''es fundamental'' que se reestablezca la coparticipación federal. ''Somos una provincia del NOA tenemos nuestras limitaciones con pobreza estructural'', acotó. Desde la Patagonia, la gobernadora de Santa Cruz, Alicia Kirchner, expresó hoy su confianza en lograr ''una relación de ida y vuelta como debe ser'' entre su provincia y la Nación. Y, afirmó que iba a poner ''todo lo mejor'' de sí ''como estimo están haciendo todos los gobernadores para que la reunión sea un éxito''. Un representante de Cambiemos, el gobernador de Mendoza, Alfredo Cornejo, destacó hoy la reunión convocada por Macri implicaba ''que hay un cambio de ciclo, un cambio de cultura política''. El santafesino Lifschitz dijo que era ''una gran señal del nuevo gobierno del presidente Macri el convocar, a dos días de haber asumido, a los gobernadores de todas las provincias''. ''Esto es colocar al federalismo y a las provincias en el lugar que corresponde'', añadió.
Por otra parte, y a pocas horas de la cumbre en Olivos, el ministro del interior prometió "una nueva forma de vincularnos. El presidente considera que los gobernadores van a ser socios del proyecto en términos de conseguir los objetivos que nos propusimos, eliminar la pobreza y el hambre, la lucha contra el narcotráfico y el fortalecimiento de las insttituciones y la unión de los argentinos".
Para Frigerio, habrá "otro paradigma de vínculo" entre el gobierno nacional y los representantes de las provincias: "No necesitamos gobernadores que nos vengan a aplaudir y a rogar por los recursos que les corresponden por derecho sino gobernadores que trabajen en cada uno de sus territorios para crear enmpleo, que es la única forma de combatir la pobreza", señaló. Y al ser consultado sobre la asignación de fondos hacia las provincia, añadió: "Vamos a analizar caso por caso".
"La realidad de las provincias es muy heterogénea, las necesidades son muy distintas, y por supuesto que el Estado nacional va a asumir la responsabilidad de garantizar la paz social, sobre todo en un momento tan especial como es el fin de año en la Argentina", dijo el ministro.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...