Mauro Colagreco es el chef argentino del 6º mejor restaurante del mundo: Su Mirazur, ubicado en la Costa Azul francesa. Escaló al sexto puesto del ranking de San Pellegrino tras dos años en el puesto 11.
Es parte de la élite de los cocineros, esos pocos elegidos en boca de todos. Nació en La Plata, se formó en Buenos Aires con el Gato Dumas e hizo toda su carrera profesional en Francia, donde abrió su restaurant Mirazur -en Menton, un pueblo de la Costa Azul cercano a Italia- en 2006. En 2012 entró a la lista de Los 50 mejores restaurantes del mundo de San Pellegrino, con un espectacular ingreso en el puesto número 24. Ese mismo año ganó su segunda estrella Michelin, un reconocimiento inédito para un chef argentino. Y ayer, con la publicación de la lista de Los 50 mejores restaurantes de 2016, escaló espectacularmente al puesto 6. La lista de San Pellegrino define a Mirazur como "la cocina del sol, reinterpretada por un apasionado hijo de Italia y Argentina". Sostiene que el arma secreta de Colagreco es "el mercado de Ventimiglia", la ciudad italiana que está próxima a la frontera con Francia, donde consigue vegetales y frutos de mar frescos. "Lo abrí con 25.000 euros. Por esas cosas de la vida, encontré este restaurante en la Costa Azul, con cuatro pisos y 5.000 metros cuadrados, frente al mar", cuenta.

La manteca, ese ícono argentino

Hay un ícono del desayuno argentino: las tostadas con manteca. Tan popular es el pancito que se consume en 83 de cada 100 hogares.
Según datos de Kantar Woldpanel, cada argentino consume en el hogar 600 gramos de manteca al año.
La manteca en la heladera de los argentinos es un hábito.
La consultora, que mide qué y cómo compran los argentinos, cuenta que los hogares adquieren este producto cada 43 días en promedio, lo que significa que 8,4 veces al año pasan por la góndola que dominan las dos empresas lácteas más grandes de la Argentina: Sancor y La Serenísima. ¿Nos untamos un pan?

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora