Después de un 2015 en el que zafaron del descenso por un penal errado en el último minuto, Los Mayuatos establecieron un quiebre en su historia para no pasar por el mismo pesar y se propusieron ser protagonistas del Campeonato Argentino de Mayores. Y lo fueron.
Vencieron a Rosario, Córdoba y Tucumán; hicieron un buen partido contra Buenos Aires que perdieron por cuatro puntos, siendo este la menor diferencia entre ambos seleccionados en la historia. Llegaron a la última fecha segundos en las posiciones y con chances de ser campeones por primera vez. Sin embargo, Mendoza se impuso en ese partido y derribó esa ilusión.
Pero la derrota frente a los cuyanos no empañó para nada lo que hizo el plantel entrenado por Mariano Huber, Pablo Lizondo y Sebastián Ozu. Fue una campaña que quedará en la historia, no solo por los resultados sino por el valor de juego que establecieron los salteños en cada uno de sus encuentros.
Contra Buenos Aires dieron el puntapié. Unos cinco minutos de desconcentración le costaron tries en contra, pero superado el cimbronazo jugaron de igual a igual y arrinconaron a Las Águilas en su propia cancha. Salta estableció dos tries en los diez minutos finales y tuvo la posibilidad de quedarse con su más grande triunfo pero falló en la puntada final.
Todo lo bueno que se mostró frente a Buenos Aires se repitió contra Rosario, ya jugando en nuestra ciudad. Una férrea defensa, parte responsable del gran certamen, más el aprovechamiento al máximo de los ataques establecieron el primer triunfo mayuato en el Argentino.
En la tercera fecha llegó Córdoba a Salta, un rival más poderoso que Rosario, pero con traspiés en el camino. Los Mayuatos mantuvieron la intensidad de juego, siguieron siendo protagonistas y lograron un justo triunfo que a esa altura ya los ponía como candidatos y lejos de la pelea por el repechaje.
El siguiente capítulo fue Tucumán, rival que arrastraba una racha de 13 años con triunfos sobre Salta. El partido se jugó en Tucumán y fue todo de los salteños. Fue lo mejor que se vio del seleccionado en la temporada, con jugadores jóvenes que jugaron como los más experimentados y grandes que supieron guiar al equipo. Fue un 25 a 20 que quedará grabado en la historia y que sigue emocionado habiendo pasado casi dos meses.
La derrota frente a Mendoza en la última fecha sirvió para que Salta finalice tercera en el certamen y con las bases bien establecidas para continuar siendo protagonista en las temporadas que están por llegar.
.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...