*

Mejora el ánimo en el campo pero falta financiamiento
Ayer se realizó la asamblea anual de la entidad agraria Prograno y hubo cambio de autoridades en la Federación de Entidades Rurales de Salta (Federsal). Como presidente asumió Javier Elizalde en reemplazo de Carlos Segón.
En la reunión, los dirigentes del agro salteño expresaron mejores ánimos y expectativas por el cambio de gobierno a partir del 10 de diciembre. Ya sea Daniel Scioli o Mauricio Macri, ven venir tiempos de diálogo.
No obstante, principalmente el sector de granos, requiere financiamiento para encarar la próxima campaña. Los productores atraviesan una crisis histórica por la inflación, los altos costos del flete, la presión impositiva y la caída de los precios internacionales.
Ignacio Pisani, presidente de Prograno, señaló que el grueso de la campaña de soja arranca entre el 10 de diciembre y el 10 de enero, mientras que la de porto, en marzo. "Después del 25 de octubre ha cambiado el estado de ánimo de los productores, se vio una esperanza, por más que sea Scioli o Macri. Creemos que habrá un cambio en la forma del trato hacia el sector. Ahora esperaremos al 22 de noviembre para ver que eso se concrete y que los candidatos plasmen todas las propuestas", manifestó.
"El sector necesita, además de avizorar una rentabilidad a futuro, un financiamiento abultado. Ese es el gran problema", acentuó Pisani. "Pero tenemos mejores expectativas porque termina una etapa de destrucción para el campo", sentenció. Por su parte, Segón hizo un balance de su gestión en Federsal y también se refirió a la coyuntura de la actividad primaria. "La producción en Salta está muy mal. Siguen los mismos problemas que cuando estabamos en la ruta. No hemos recibido ninguna respuesta. Lo único que cambia es el ánimo porque sabemos que este es un ciclo de Gobierno que ya finaliza. Tenemos la esperanza de que el productor pueda trabajar y poder dar mano de obra y poner en pie el interior de la provincia", señaló.
Sobre los aspectos internos de la federación, Segón afirmó que fueron dos años complicados. "Hicimos muchas gestiones y hubo quizá pocos resultados en lo que necesitaba el sector agropecuario", dijo.
"Sí podemos decir como positivo que quedó instalado a nivel nacional cuáles son los problemas de las economías regionales. Tienen en su agenda el drama del flete y estamos esperando que en estos tiempos de cambios podamos tener un buen diálogo", expresó Segón a este medio.
Este año el campo llevó su reclamo a las rutas y frente al Grand Bourg por la eliminación de las retenciones . Sin embargo, la Nación no atendió el pedido para dejar de cobrar los derechos de exportación.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...