Un equipo comandado por el geólogo mendocino Bernardo González Riga, de la Universidad Nacional de Cuyo, descubrió en Mendoza los restos del dinosaurio más grande del mundo. Se trata de un ejemplar que tenía una longitud de 37,2 metros, equivalente a una tercera parte de una cancha de fútbol, y su peso se estima en 48 toneladas, igual que el de la ballena más grande.
Según indica el diario Uno, el hallazgo se produjo en Malargüe en abril de 2015, pero recién se lo difundió públicamente esta semana.
Los restos pertenecen a un dinosaurio todavía desconocido, que habitó hace unos 100 millones de años, 10 millones de años antes que otros representantes del tipo Titanosaurus, según un artículo publicado esta semana en "Scientific Reports".
El hallazgo incluyó huesos fósiles pertenecientes a la espalda, cola, pata delantera y pelvis, además de un pie posterior completo. De acuerdo con los expertos, estos dinosaurios tenían un cuello muy largo que les permitía encontrar comida tanto sobre la tierra como entre las copas de los árboles. Una larga cola los protegía de los enemigos.
Sin embargo, los científicos creen que su hallazgo pertenece a otro tipo de dinosaurios, porque vivió mucho antes. El descubrimiento es de gran importancia, porque aclara cómo esas criaturas gigantescas se movían por la tierra. Sus enormes vértebras, de unos 15 centímetros en el corte transversal, estaban llenas de aire. Así que los huesos eran fuertes pero ligeros, lo que permitía a los dinosaurios moverse con seguridad.
El importante hallazgo fue anunciado en momentos en que una réplica de otro enorme dinosaurio descubierto en Argentina, el Titanosaurius, se convirtió en gran atracción del Museo de Historia Natural de Nueva York.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


clon clon
clon clon · Hace 10 meses

LLAMEN A LA SUSY GIMENEZ Y MUESTRENSELO

delfin llanos
delfin llanos · Hace 10 meses

Hasta eso comenzaron a llevarse los Yankis, el que dejo que lo lleven debe recibir buena cometa, porque no lo dejan aquí y el que quiera verlo que venga y deje unos buenos dólares, no va a faltan el bolu argento que tenga que gastar una buena plata para verlo, algo parecido paso con los fósiles del Valle de la Luna, se llevaron barcos llenos, hoy están en Norte América, después devolvieron un 10 % y por supuesto los peores, mientras en San Juan festejaron la honradez de los científicos Ys. Claro ahora ya empezó el libre comercio. mmmmmmmmmm


Se está leyendo ahora