Son días difíciles para Mendoza y la transición se hizo más traumática de lo que parecía. Solo bastaría con decir que es una de las provincias, junto a Corrientes, que no tiene el presupuesto aprobado para el año que viene. Cuando faltan días para que Francisco "Paco" Pérez entregue el gobierno al radical Alfredo Cornejo, le aparecieron todos los problemas de una sola vez, aunque la disputa venía en pleno ascenso.
Tras lograr la refinanciación de la deuda con el Banco Nación, el gobernador culpa de la situación a la caída de los ingresos. Según Pérez, el problema de su gestión no son los gastos, sino los ingresos y volvió a esgrimir los vaivenes del precio del barril de petróleo que bajó de 100 a 45 dólares, mientras que los radicales argumentan que Mendoza nunca cobró regalías por el valor internacional del barril, ni cuando estaba a US$100 ni tampoco a los US$45 de ahora, destacando que de acuerdo a lo que fija la Secretaría de Energía se considera que oscila entre 60 y 70 dólares el barril.
Ayer la UCR acusó a Pérez de romper el acuerdo de la transición y que se plasmó en la ley de endeudamiento por $5.800 millones. Atrás quedó el inusual gesto de la política cuando el día después de la victoria en el mes de junio, Alfredo Cornejo, gobernador electo de Mendoza por la alianza opositora del Frente Cambia Mendoza (UCR, PRO y el Frente Renovador), recibió en su casa al actual mandatario para dialogar respecto a la transición.
Los ataques se redoblaron en los últimos tiempos y luego de que Francisco Pérez anunciara el miércoles por la noche que la Casa Rosada le habilitaba a Mendoza la refinanciación por hasta $3.000 millones a través del Banco Nación. El radicalismo advirtió que, de acuerdo al artículo 5 de la ley acordada, el gobernador actual puede usar solo el 40 por ciento, mientras que el 60 por ciento debe quedar para el gobierno de Cornejo.
En ese sentido, advirtieron que el próximo gobernador, apenas asuma, tendrá que salir a buscar $1.800 millones (la diferencia) para afrontar los compromisos inmediatos.
Un año complicado
Por primera vez después de 31 años, el Gobierno no contará con el presupuesto para encarar el próximo año con una mayor planificación en la ejecución de obras.
Mientras, la oposición, hoy más fuerte que nunca ante la proximidad del 10 de diciembre, dice que Pérez ya se gastó la plata. El problema es cómo seguirá la historia de una provincia fuerte en el potencial, pero pobre en las expectativas para el próximo mandato.
La vicegobernadora electa, Laura Montero, cuestionó la falta de información sobre las condiciones del refinanciamiento y el hecho de que Pérez no consultó a Cornejo. "Empezaron juntos la negociación, pero ahora no lo llamó", enfatizó la actual senadora nacional.
Sin dudas que los días por venir serán difíciles para el mandatario mendocino, aunque por el momento afila sus contactos con el Gobierno nacional.
La palabra de Pérez
Durante el foro de la CAME, el gobernador saliente Francisco Pérez se refirió al presupuesto. " Somos la única provincia que no tiene el Presupuesto aprobado. Nosotros tenemos un sistema bicameral y la oposición no nos aprobó el Presupuesto. Las erogaciones son 1.500 millones para este año, más 700 que se nos negó en el 2014, lo que representan 2.200 millones. Tuvimos que tomar del Banco Nación y durante una reunión con la Presidenta acordamos un crédito a mediano y largo plazo para encauzar la línea crediticia y financiera. Hemos tenido dificultades a fines del mes pasado con los salarios, pero se ha restablecido la cadena de pago". El actual gobernador sostiene que la Provincia mueve entre 3.000 y 4.000 millones por mes al mercado, producto de la actividad económica con lo cual es muy importante que eso no se corte. "Cuando asuma el nuevo gobierno no tendrá problemas", enfatizó.
Un jujeño en apuros
Francisco "Paco" Pérez es el gobernador de Mendoza hasta el 10 de diciembre. Y se hablaba de que Scioli lo tenía en la mira para un importante cargo. Pérez, en otro dato muy poco conocido, nació en Jujuy y su padre fue intendente de San Pedro.
En su disertación en la CAME, el gobernador habló del impacto del turismo de Mendoza. E indicó: "En los últimos 4 años han ingresado 30 mil millones de pesos a la provincia, se han generado 40 mil puestos de trabajo de manera directa gracias al desarrollo turístico y este año se estima la visita de más de 3 millones de turistas de todo el mundo".
Posteriormente se reunió con los periodistas del interior, entre ellos, El Tribuno.
"Yo voy a estar donde le sea útil a Daniel (Scioli). Me parece que las primeras líneas son importantes, pero también son importantes en un gobierno nacional, la segunda, la tercera y la cuarta línea", dijo y agregó: "Es importante el desarrollo energético. Hay un avance, hay que seguir trabajando en esa línea".
En otro momento de la informal charla, aseguró que lo importante es que se utilice a todos los hombres con experiencia. "Después se determinará. Daniel sabrá como continuar con lo que estaba diseñado y después verá si hay que realizar modificaciones", dijo.
En los últimos tiempos se habló de que Scioli privilegiará la estructura de los gobernadores del PJ y Pérez estuvo entre los primeros que apoyaron la candidatura del exmotonauta. Scioli no olvida, dicen en círculos cercanos al exgobernador, aunque en los últimos tiempos corrieron otros rumores. Aseguran que Scioli nunca ha mencionado a Pérez como parte de su equipo. Otros sostienen que si alguna vez lo tuvo en cuenta, ya no es así.
De acuerdo a fuentes consultadas, la suerte de Paco quedó echada a partir de los problemas financieros que enfrenta la Provincia, plasmados más claramente en el atraso en el pago de salario de los estatales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora