El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva acusó a quienes lo procesan en varias causas por corrupción de estar "condenados" a declararlo culpable como parte de una "persecución política", en momentos en que circulan fuertes versiones sobre su posible detención.
"No puedo callarme ante los abusos cometidos por agentes del Estado que usan la ley como instrumento de persecución política", escribió el exmandatario (2003-10) en una página de opinión publicada en el diario Folha de Sao Paulo.
"Saben que no robé, que no fui corrupto ni intenté obstruir a la justicia", pero "se convirtieron en prisioneros de las mentiras que crearon". Lula afirmó que los procesos en su contra son un intento por "destruir los fundamentos de la democracia en Brasil".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora