¿Qué balance hace de la gestión que usted asumió en principios de 2014, en el peor momento institucional del club?
Nosotros asumimos este periodo de transición en un club que era la nada misma por su abandono; en el que se hicieron cambios radicales de bases: el fortalecimiento de las subcomisiones, la revalorización de la institución, la recuperación del rumbo en cuanto a los objetivos comunes de todo club, a eso lo fuimos consiguiendo de a poco. Todos sabemos que esto no se va a sanear de un día para el otro. Asumimos el mando de una institución destruida, con un déficit enorme, una deuda de más de 7 millones de pesos, más otra deuda de un millón de pesos del fútbol que hoy nadie recuerda.

¿Considera que desde la oposición no se valora o trata de minimizarse lo realizado?
No lo sé, nosotros nos preocupamos por el trabajo. Somos muchos los que estamos trabajando en conjunto, cumpliendo con todas las obligaciones: no solo los gastos corrientes, sino la deuda del órgano fiduciario y del fútbol, además del proceso de saneamiento que encaramos, como las obras de recuperación de un club que estaba destruido: la nueva sala de reuniones, ampliación del quincho, la recuperamos de la pileta, la cancha de paleta, la de tenis, en el estadio trabajamos en el césped, el albergue, los vestuarios, la nueva luminaria. Continuamos a buen ritmo con las obras en Lomas de Medeiros, ampliamos el patrimonio físico de Gimnasia; se están haciendo los desagües. Cambiamos la inercia de un club deficitario y estático a un club en movimiento. Hay que recordar qué club recibimos. Tomamos otras medidas de base como la de asociar a todos nuestros deportistas para fortalecer el sentido de pertenencia. Multiplicamos los socios, recuperamos los bingos, un aporte cuantioso para las disciplinas.

Los detractores suelen achacarle que se fracasó en el fútbol con un alto prespuesto...
Los que lo dicen, deben recordar que el fútbol es todo. Son las inferiores y sus necesidades, es el estadio, es el predio de Limache que estaba prácticamente abandonado, en desuso, con malezas, sin agua. No había una canilla, era un predio literalmente destruido. Ahora tenemos el doble de canchas, migramos a Lomas de Medeiros y toda esa superficie se destinó al fútbol. Se incorporó material humano capacitado, técnicos y coordinadores de entrenadores y preparadores físicos en cada categoría para organizar mejor el fútbol. Nosotros fuimos los mentores de regionalizar el fútbol, idea que tomó forma y hoy es una realidad, como los torneos Sub 17 y Sub 19 del NOA. Siempre se critica y se reclama, pero no se invierte ni tiempo ni trabajo en la recuperación de las inferiores. Pusimos mucho énfasis en un área que estaba abandonada. En el plantel profesional, más allá de la campaña mala del año pasado, mejoramos, aunque no cumplimos el objetivo llegamos a cuartos de final. En casi dos años jamás tuvimos una inhibición por falta de pago, algo que era muy corriente durante la anterior gestión del fútbol. Este año no será la excepción. Cuando asumimos se le debían cinco meses a los técnicos de inferiores. Si bien hoy afrontamos un retraso, no falta indumentaria, material para entrenar. En el corto plazo sumaremos más canchas. Pensamos en el fútbol como una estructura, no como una temporada sola.

¿Usted es hoy la mejor opción para Gimnasia, darle una continuidad de dos años a todo lo que se viene realizando?
Aún hay muchísimo para hacer. Tenemos un grupo de dirigentes que se formaron en el club como deportistas, socios y en el rol directivo. Más allá del problema financiero, decidimos tomar el riesgo de haber intervenido en su momento a la administración judicial, cuando hubiese sido más cómodo esperar en nuestra casa que la jueza levante la quiebra y que el club siga perdiendo bienes (como el caso del predio de bochas). Involucramos nuestro dinero y nuestro patrimonio personal firmando avales para que se levante antes de tiempo el fideicomiso. Conocemos el club, sabemos lo que tiene, lo que falta, el trabajo debe ser sostenido en el tiempo.

¿La asamblea ya tiene fecha?
Hace unos días aprobamos el cronograma. La asamblea será el 29 de diciembre: tendrá lugar la aprobación de balances, la asamblea y ese mismo día se votará. Previamente, debemos publicar los edictos, designaremos una Junta Electoral y se vendrá el período de tachas, la depuración del padrón para ver quiénes están en condiciones de participar del acto eleccionario y se fija una fecha tope para la presentación de listas, que sería el 4 de diciembre.

¿Cómo ve a la oposición? ¿Fue responsabilidad de ambas partes no haber arribado a un consenso de unidad?
Aceptamos su pedido de sumarse a trabajar. Hace un par de semanas ellos nos acercaron una lista de socios para sumarse. Para armar un equipo de trabajo hay que hacerlo con absoluta seriedad y responsabilidad, no es solo llenar con nombres. Hay que fijar bien la responsabilidad de cada uno. Para eso hay que reunirse y hablar con todas las personas. En eso estábamos cuando Raúl López presentó su candidatura. Ya está. Nosotros seguimos tratando de armar el mejor equipo posible. Este período que termina fue de transición, esta nueva etapa requiere un equipo de trabajo más ejecutivo, más profesional, otra estructura.

En el fútbol, ¿la prioridad es la continuidad de Bianco?
La prioridad es arreglar la deuda con los jugadores y el cuerpo técnico. Posteriormente, nos sentaremos con Bianco a organizar la nueva temporada para definir el presupuesto y el armado del equipo. Bianco en poco tiempo jerarquizó a Gimnasia y coincidemos con él en la visión a futuro a la que queremos apuntar. No podemos perder tiempo porque tenemos los campeonatos encima. Como siempre lo hicimos, desde el inicio invitamos a todos los ex dirigentes del fútbol a participar en el armado del equipo, invitamos a todos a colaborar. Tuvimos un retraso importante que se provocó por la demora de créditos y fundamentalmente un retraso en el pago del subsidio del Gobierno. Pero desde el inicio del año el presupuesto se armó con responsabilidad. El año que viene, por la situación global del país, se reducirá el presupuesto de todos los equipos y no será Gimnasia la excepción. Queremos armar un presupuesto responsable, a consciencia, escaparnos un poco del subsidio oficial y tener la autonomía como para genera recursos.


¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia