Para que los ambientes de la casa sean más aprovechables, las mesas extensibles son una de las mejores soluciones para el hogar, independientemente de los metros de los que disponga en su vivienda.
Son una verdadera apuesta por el espacio sin renunciar a las visitas familiares y sociales. Diseños actuales, clásicos, en cristal o coloniales se rinden a la evidencia y apuestan por duplicar un tablero, esconderlo bajo el original para descubrirlo en la mejor ocasión o simplemente desplegarlo y transformar lo que parece una sencilla repisa en una verdadera mesa.
Redondas, rectangulares, cuadradas, de diferentes épocas y tamaños son un plus para el hogar, sea cual sea su número de ocupantes.
La cocina suele ser el lugar habitual donde la falta de espacio impone armarse de recursos para habilitar un sitio para comer. Otras empresas del rubro, abundando en un sentido práctico fuera de lo común, proponen una mínima tabla sujeta a la pared para dos comensales, que se pliega haciendo una perfecta línea recta cuando no se utiliza, y que en otro lugar de nuestro hogar, además, puede convertirse en una magnífica repisa para la computadora o el teléfono.
Para el comedor, existe un modelo que le permite compartir un buen almuerzo con amigos y familiares. De seis a diez comensales pueden reunirse en su casa, pues esta mesa de pino macizo teñido se desdobla para hacer que de manera holgada la casa se convierta en el mejor restaurante.
Las mesas bajas para el living son ideales para apilar revistas en la parte inferior mientras que la superior sirve como mesa auxiliar, pero también como lugar donde comer con comodidad gracias a que se eleva hasta una altura que permite degustar el plato sentado en el sofá.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora