*

"Mi hermano sobrevivió a la tragedia, pero está psicológicamente perdido"
Sergio Lizondo es uno de los gendarmes que sobrevivió a la tragedia en la que murieron 42 de sus compañeros al desbarrancarse un ómnibus en Rosario de La Frontera. Actualmente se encuentra internado en el hospital San Bernardo de la capital salteña. Padeció golpes en la columna y en un hombro de los que se recuperó favorablemente y su alta médica es inminente.
Jorgelina Lizondo, hermana del efectivo, y quien también es miembro de esa fuerza manifestó a El Tribuno: "Dentro de todo está bien, pero está psicológicamente perdido. Mis padres y su esposa que está embarazada lo están cuidando y conteniendo".
Gendarmería Nacional ya le envió un psicólogo al efectivo.
"Es muy feo pasar por todo esto. Esa madrugada mi hermano lo llamó a mi papá a las 4, desde su celular pidiendo auxilio. Como mi papá estaba trabajando, dejó todo y fue a buscarnos a casa y todos salimos a buscar a mi hermano. Estábamos desesperados hasta que lo encontramos internado en el hospital de Rosario de la Frontera".
"Él se salvó porque cuando el colectivo se desbarrancó, el justo estaba parado en la parte del medio del colectivo y despierto. La mayoría de sus compañeros iban dormidos y murieron en el acto. Un amigo de él que iba a su lado murió de forma instantánea. Eso es lo que lo tiene mal a mi hermano", sostuvo.
"Yo también soy gendarme. Me recibí el viernes pasado. Estaba de vacaciones cuando pasó esto. Estoy muy angustiada. ", finalizó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...