"Gobernar no es fácil, la realidad es compleja y nunca un fallo puede ser un impedimento". En esos términos, el presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación, Miguel Piedecasas, se refirió al freno de la Corte Suprema al tarifazo del gas. Abogado, nacido en Junín, con trayectoria profesional en Santa Fe y sólido reconocimiento académico, representa en el Consejo a sus colegas del interior. En un país poco familiarizado con la vida institucional, Piedecasas sería un oficialista, ya que es un hombre cercano al radicalismo. Con otros oficialismos, aquella definición hubiera sido una herejía. No obstante, con cautela, deja en claro que su meta es construir consensos con la minoría kirchnerista, con la que convive en el Consejo. "Estamos saliendo, poco a poco, de la politización en la selección de los jueces", dice. Coautor con Jorge Mosset Iturraspe del tratado " Responsabilidad por daños. El error judicial", un análisis del nuevo Código Civil y Comercial, Piedecasas estuvo en Salta para inaugurar el curso de capacitación. Severo crítico de la politización de la selección de jueces, su preocupación más urgente consiste en lograr los consensos necesarios para cubrir definitivamente el 26% de los juzgados federales, hoy vacantes.
¿Cuáles son sus prioridades como presidente del Consejo?
Lograr mayor celeridad en la conformación de las ternas para cubrir los cargos vacantes en la Justicia. El 26% de los juzgados del país se encuentra en esa situación, pero la expectativa es positiva porque se ha mejorado mucho y se ha acelerado el procedimiento. Para conformar las ternas se necesitan mayorías calificadas, es decir, nueve votos; necesitamos construir consensos y eso nos está costando, pero cada vez menos. Vamos por el camino deseable.
¿Existe alguna razón institucional para que uno de cada cuatro juzgados esté vacante?
Durante los últimos cuatro o cinco años no se han tramitado los concursos y no se logró conseguir consensos para seleccionar las ternas.
En Salta, el juzgado de Tartagal fue creado pero no funciona; el de Orán y uno de la capital están con subrogantes.
La situación es grave, porque se trata de una zona con fuerte presencia del narcotráfico. La terna para Tartagal ya fue nominada, falta la decisión del Poder Ejecutivo; que elija el juez y ponga en marcha el juzgado. En el caso de Orán, tuvimos que esperar a que el titular renunciara; ahora ya está en marcha el concurso.
Al margen de la situación penal del juez Raúl Reynoso, es sabido que la situación del juzgado estaba desbordada por la cantidad de expedientes.
Es necesario adoptar una perspectiva territorial. Si estuvieran en situación plenamente normalizada los dos juzgados de Salta, junto con los dos de San Salvador de Jujuy, San Pedro, Tartagal y Orán, el esquema sería distinto, porque las subrogancias funcionarían mejor. Tartagal, San Pedro y Jujuy ya tienen elevadas las ternas. Hay una deuda compartida, pero el Consejo ya cumplió su responsabilidad.
La dificultad para construir consenso en el Consejo se debe a que hay votos kirchneristas y otros que no lo son...
Hay opiniones diferentes. Nosotros tenemos ocho votos, de los miembros que comparten criterios y objetivos. Nos cuesta conseguir el noveno y no se puede forzar a nadie a prestar el consenso.
¿No es contradictorio que prevalezca lo ideológico al momento de elegir un juez? Tenemos una justicia "legítima" -que suena a tautología- y una justicia normal.
Al sistema de justicia lo componen jueces, abogados, fiscales, defensores. En el Consejo de la Magistratura los jueces tienen representantes elegidos por sus pares. Hay tres líneas de pensamiento, tres criterios, que se expresaron en los tres elegidos, los doctores Luis Cabral, Leonidas Moldes y Gabriela Vázquez. Estamos saliendo, poco a poco, de la coyuntura donde lo político electoral condiciona el funcionamiento de la Magistratura y la designación de las ternas. Creo que lograr el consenso es el objetivo más importante para que el Consejo funcione adecuadamente.
piedecasas.jpg
Miguel Piedecasas
Miguel Piedecasas
Los escándalos de corrupción, ¿cómo repercuten estos temas en la Magistratura?
Estamos realizando auditorías "de gestión" en todo el fuero federal del país, conforme a una exhortación de la Corte en materia de delitos contra la administración pública cometida por funcionarios. Una tarea ciclópea.
Los delitos en la administración y la muerte del fiscal Alberto Nisman impactan mal en la opinión pública...
La auditoría es un relevamiento de datos objetivos en un determinado período sobre el desempeño de la Justicia frente al fenómeno de la corrupción. La investigación de una denuncia concreta sobre la conducta de los magistrados corresponde a la Comisión de Disciplina y Acusación. Sobre los casos que usted menciona están siendo tramitadas algunas denuncias. Son dos perspectivas: el funcionamiento del sistema y el desempeño de los magistrados. Ambas son competencia del Consejo,
Hoy, parecería que la investigación de la muerte del fiscal Nisman depende de si prevalecen los kirchneristas o los antikirchneristas.
Yo espero que no sea así. Esos casos han tenido fuerte impacto en la opinión pública, pero también hay insatisfacción por el servicio que se presta frente a las nuevas demandas de Justicia. La salud, la educación, el trabajo digno son derechos que también atañen a la tarea judicial. Las megacausas generan gran expectativa, pero en el día a día del ciudadano común hay una fuerte demanda no satisfecha de justicia. Es imprescindible, para la Justicia federal y las provinciales, una visión omnicomprensiva que contemple las demandas que deben ser abordadas por todos los poderes del Estado. Los hechos de alto impacto no deben ocultar estos temas.
El modelo llamado acusatorio ya se instrumentó en Salta. Existe una polémica también a nivel nacional sobre la real independencia de los fiscales con respecto al Ejecutivo.
El sistema llamado "acusatorio" tiene muchas virtudes y lleva tiempo. Quienes operan las instituciones son personas concretas, y de su idoneidad y su operatividad depende la independencia con que actúen. Lo virtuoso está en el sistema, La concentración de poder del juez en el proceso queda balanceada por la investigación de los fiscales.
Un fiscal o un juez sin capacitación son un peligro
Los procedimientos de selección implican un gran debate, pero hay que partir de la base de que el sistema anterior era puramente político, el nuevo sistema instrumentado desde el Consejo busca que la idoneidad, la trayectoria profesional y la formación determinen un orden de mérito, y evita que la mera decisión política sea la que designe a los funcionarios.
Ha mencionado las nuevas demandas. ¿Usted cree, como Martín Fierro, que "la ley es como el cuchillo" o que es "tela de araña"?
La sociedad transita desde el estado de Derecho a un estado de Justicia; es un requerimiento mucho más amplio que el mero cumplimiento de la ley. Ya no basta con que la ley sea justa, sino que se pueda cumplir. El derecho a la salud es inobjetable, pero las condiciones socioeconómicas del país deben garantizar su ejercicio. Los fallos de la Corte Suprema sobre la coparticipación y el freno al tarifazo
¿Buscaron protagonismo político del tribunal?
En primer lugar, hay que celebrar que la Corte esté plenamente integrada. Es un gesto de institucionalidad importante. Hace a la gobernabilidad del Poder Judicial. Más allá de un mal comienzo, el número de jueces ya fue completado y eso es esencial para la independencia del poder. En segundo lugar, el protagonismo de la Corte es jurídico. El fallo no puede ser un impedimento para gobernar. Gobernar no es fácil y la realidad social es compleja. Hay que respetar el fallo y seguir gobernando.
¿Interfieren las investigaciones periodísticas?
La libertad de prensa no afecta a las instituciones. Los medios muestran perspectivas y el libre juego hace bien a las instituciones. No puede ser un problema. El juez debe fallar de acuerdo a la Constitución, su visión y las pruebas de que disponga. Cuando se asumen responsabilidades institucionales no cabe esperar una panacea. Nadie dice que gobernar es fácil. Eso sí: cuanto más fuerte es la cultura democrática, mejor funcionan las instituciones y cuando las instituciones funcionan, mejor vive la gente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 2 meses

Intelectualmente hablando, Piedecasas, es un pobre in feliz analfabeto( jurídicamente ,hablando), pero el hijo de puta del "periodista" es peor todavia. sotelo, laucha de saladero, anda a hacer periodismo rastrero a otro lado , rata inmunda.

Jose Alberto Perez
Jose Alberto Perez · Hace 2 meses

¿¿ SE DAN CUENTA ARGENTINOS DE LA GRAVEDAD DE ESTA OPINIÓN DEL PRESIDENTE DEL ORGANISMO QUE JUZGA LA DENUNCIA CONTRA UN JUEZ Y PUEDE INFLUIR PARA QUE SEA ECHADO ????? está diciendo que aquellos que fallan en contra del gobierno estan obstruyendo las políticas de estado. Tengo 64 años y jamás vi un exabrupto de esta naturaleza. Obviamente que ya tienen que pedir su alejamiento, pues está adelantando opinión sobre todos los jueves que lleguen al Cosenjo acusado por un supuesto mal desempeño de funciones. QUISIERA ESCUCHARLO A TODOS LOS HIJOS DE ..... QUE HABLABAN DE LA FALTA DE LA INDEPENDENCIA DEL PODER JUDICIAL


Se está leyendo ahora