Luego de una serie de dilaciones en el proceso judicial, finalmente mañana se conocerá el veredicto del primer juicio contra la líder de la agrupación Tupac Amaru, Milagro Sala, señalada como instigadora de un escrache contra el actual gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, ocurrido en octubre del 2009.
En paralelo, integrantes del Comité por la Libertad de Milagro Sala montaron frente a los Tribunales de Talcahuano, en la Ciudad de Buenos Aires, una vigilia hasta este miércoles a las 16, cuando comience la audiencia en la capital jujeña.
El veredicto se iba a conocer el pasado jueves, pero luego de una larga jornada de alegatos que se prolongaron hasta la madrugada, el tribunal decidió pasar a cuarto intermedio hasta este miércoles, y está previsto que Sala hable antes de que se conozca la decisión final.
La postergación de la audiencia también tuvo como telón de fondo los incidentes en el ingreso a los Tribunales, donde la diputada nacional del Frente para la Victoria Mayra Mendoza fue sujetada del cuello y golpeada por la policía local, lo que valió una declaración de repudio por parte de toda la Cámara baja en la sesión extraordinaria del jueves pasado.
La Fiscalía pidió tres años de prisión condicional para Sala, mientras que la querella pidió ocho años, el máximo previsto en el Código Penal para ese tipo de delitos, y Elizabeth Gómez Alcorta, una de las abogadas de la dirigente, reclamó la absolución.
'Las expectativas de la defensa son buenas', sobre todo porque 'se demostró que la única prueba con la que llegamos al juicio quedó desbaratada', dijo Gómez Alcorta este martes en declaraciones a AM 750.
'El tribunal tiene que ver si hace lo que tiene que hacer o si se deja presionar', insistió la abogada, por lo que anticipó que en caso de que haya una condena contra la dirigente, 'se recurrirá' la sentencia 'y la Cámara Federal de Casación Penal tendrá que resolverlo'.
De acuerdo a los denunciantes, Sala fue la instigadora de los ataques a 'huevazos' contra el exsenador Morales y el entonces presidente de la Auditoría General de la Nación, Leandro Despouy, ocurridos el 16 de octubre de 2009 en la sede del Consejo Profesional de Ciencias Económicas de Jujuy.
Los hechos se suscitaron cuando los dos dirigentes radicales se aprestaban a dar inicio a una conferencia de prensa vinculada a la regulación de fondos públicos destinados a organizaciones sociales.
Otros acusados
Además de la referente social afín al kirchnerismo, se sentarán en el banquillo otros dos dirigentes de la Red de Organizaciones Sociales, Graciela López y Ramón Gustavo Salvatierra, todos ellos procesados por presuntas 'amenazas coactivas y daño agravado'.
La defensa de Sala basó buena parte de su argumentación en el testimonio de René Arellano, único testigo de cargo contra líder de la Tupac Amarú: Gómez Alcorta señaló que existían 'significativas diferencias' de su relato con las declaraciones de su esposa, Cristina Noemí Chauque.
'Nosotros entendemos que no se trató de un delito común, porque para esta gente el ejercicio de la violencia como método de hacer política era normal', sostuvo por su parte el abogado de la querella Eduardo Vergara.
En paralelo, Sala está siendo sometida a otro proceso en el juzgado Contravencional de Jujuy por el acampe que encabezó durante 51 días en la plaza Belagrano, entre diciembre y enero de 2016, y que motivó su detención en enero pasado.
En ese caso, se le imputa una infracción al artículo 113 y artículo 7 del Código Contravencional, que alude a la ocupación del espacio público y obstaculización del tránsito vehicular y peatonal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora