A las 6 de la mañana y a pesar del frío reinante, una multitud de tartagalense iniciaron la peregrinación hacia el santuario de la Virgen de la Peña ubicado en el paraje Yariguarenda al norte de Tartagal. Como la peregrinación de 13 kilómetros se realiza por sobre la Ruta Nacional 34 la Policía de la Provincia y la Gendarmería Nacional dispusieron de un gran operativo de seguridad. El tránsito desde General Mosconi hasta la localidad de Aguaray está restringido y la peregrinación está encabezada por un grupo de bicipolicías. La llegada al santuario está previsto para las 9.30 de la mañana, donde los promesantes serán recibidos por los curas franciscanos guardianes del Santuario y los servidores de María. Unas 200 personas trabajarán para colaborar con los miles de fieles que también arriban en vehículos particulares y en unidades de transporte.
En el paraje se dispusieron de lugares de estacionamientos para ómnibus, vehículos particulares, un patio de comidas regionales, entre otros espacios. A las 10.30 de la mañana la imagen de la Virgen será retirada del templo hacia un amplio predio donde tendrá lugar la Misa del Peregrino. Las actividades religiosas se extenderán hasta la tarde y los organizadores de la fiesta mariana más convocante del norte provincial han establecido que a las 17 horas se cerrará el ascenso al cerro de la Peña de 850 metros de altura, donde los fieles de María de la Peña suben para dejar sus ofrendas y donde muchos creyentes dicen ver la imagen de la Virgen.
DELAPEÑA.jpg
La Policía de la Provincia y la Gendarmería Nacional dispusieron de un gran operativo de seguridad.
La Policía de la Provincia y la Gendarmería Nacional dispusieron de un gran operativo de seguridad.
DELAPEÑA2.jpg
El recorrido de la peregrinación es de 13 kilómetros y se hace sobre la Ruta Nacional 34.
El recorrido de la peregrinación es de 13 kilómetros y se hace sobre la Ruta Nacional 34.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora