*

Mili Fernández, la niña con magia en la voz
Canta y encanta. Una voz de doce años con la madurez de una gran artista. Así se puede comenzar a presentarla. Es Mili Fernández, una niña cordobesa que vive en Salta hace más de un año y hace muchos más que pisa los escenarios del país y del mundo.
"Lo que más me gusta es poder expresar mis sentimientos a través de las canciones. Me gusta lo que hago y así expreso toda mi vida. Cuando estoy al frente de una cámara o en un show me veo nerviosa a veces pero después me tranquilizo y sé que todo va a salir bien. Me da cariño que la gente escuche mi música", dijo durante una de sus primeras visitas a la redacción de El Tribuno.
Embed

Cantora y viajera, de alma. También durante una entrevista contó que una de las cosas que más disfruta es conocer otros lugares y a mucha gente nueva. "Quisiera conocer todo el mundo y a personas que conozcan que a mí me gusta la música, ¡que es mi vida!".
"Canto porque cantando soy feliz", dice Cantaré, una de la canciones que su papá compuso para ella. Y ella lo siente así.
Recostada en el suelo de un estudio de grabación. Respirando. Con los ojos cerrados y la concentración extrema. Es Mili Fernández. Allí está Ivana Rojas, su maestra de canto y allí también está sucediendo algo grandioso: Mili está educando su voz, aprendiendo a cuidarla y a experimentar con ella. Ivana cuenta que cuando la conoció, a principio de año dijo: "Guauuuu, esta chiquita. Canta hermoso. Tiene un talento único". Coincidió con todos los que tuvieron la posibilidad de escucharla. "Siempre le digo que debe corregir cositas mínimas que tienen que ver con la respiración, pero en el escenario ella es otra, es tremenda" dijo. Y agregó: "Mili es muy aplicada, hace caso y está creciendo bastante. Pienso que este es un crecimiento para todos. Es también un crecimiento para mí porque uno siempre está tratando de darle lo mejor a cada alumno y con cada uno es algo distinto, un desafío. Para mí, personalmente, es una gran responsabilidad trabajar en ayudarla a desarrollar mejor la voz. Estoy orgullosa de tenerla en mi taller", expresó.
Embed

"Y cantaré, y es este el sueño que yo quiero compartir", canta cuando la clase va avanzado un poco más. Y es un sueño que comparte a través de la voz, un sueño que vive a diario, mientras transita días como los de cualquier niña de doce años. Hace poco, junto a su familia -papá Gonzalo, mamá Soledad y hermana menor Agustina- se mudaron al municipio de San Lorenzo. Mili se cambió de colegio y ahora cursa en la Escuela José Manuel Estrada Ex Número 106. En San Lorenzo, también, integra la Agrupación de Gauchos Juan Carlos Dávalos. El Tribuno compartió con ella una tarde en ese sitio en el que su música se mezcla con el paisaje verde. Días muy especiales.
Y este fue un gran año para ella. En marzo participó del show televisivo que se emite por Telefé, Laten Argentinos. En abril cantó por primera vez en la redacción de El Tribuno y todos aplaudieron de pie.
En mayo obtuvo el segundo premio en su categoría en el Festival de la Canción de San Remo, en su edición Junior, en Turín, Italia. Ese día cantó Cucurrucucú paloma, acompañada por una orquesta, en el Teatro Ariston y volvió a demostrar que a tan temprana edad ya se puede ser una gran artista.
Más adelante, en agosto, dio su primer recital como solista en Café Mitre. Y, ese mismo mes, participó de un especial folclórico de Showmatch, el programa conducido por Marcelo Tinelli. En esa oportunidad interpretó Zamba para Olvidar, acompañada nada menos que por Los Nocheros.
Embed
En noviembre fue invitada por segunda vez a Miami, en dónde ya había estado en 2013, para participar del programa televisivo de Don Francisco. Algunos días después, el 23 de noviembre, recibió un reconocimiento por parte del Concejo Deliberante de Salta, oportunidad en la que cantó el Himno Nacional Argentino.
Por otra parte, desde que comenzó su carrera, su canal abierto en YouTube, con más de 7.500 suscriptores, superó los 2 millones de reproducciones. De boca en boca corre el comentario acerca de esa nena, tan chica y con una voz tan cálida, tan potente y dulce que deja salir con profesionalismo y frescura. Y entonces, la posibilidad de conocerla va quedando al alcance de un click. Sin contar las invitaciones a programas televisivos, locales, nacionales y hasta internacionales y las entrevistas en otros medios: gráficos, radiales, por ejemplo.
Durante una pausa en su clase de canto, llega un mensaje; es que siguen llegando invitaciones desde distintos puntos del mapa. Su papá, Gonzalo -que también es su manager, productor y guitarrista- la acompaña en cada paso de esta carrera que ya la ha llevado tan lejos y contó que a veces es imposible aceptar todas las invitaciones porque viajar implica solventar grandes gastos en pasajes o estadías, pero cuando dan los números, ni lo dudan. Ella quiere compartir su música con el mundo entero. Los aplausos, premios e importantes reconocimientos que obtuvo a lo largo de su carrera -que parece corta por su edad pero que ya tiene varios años- la acercan a ese objetivo. De seguir cantando y encantando por la vida.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...