*

"Mis compañeros están dispuestos a matar"
Luego de ser apresado el sábado, Martín Lanatta permaneció por varios minutos en silencio y con una actitud de abatimiento, aunque luego lanzó algunas preocupantes advertencias a los efectivos de seguridad que lo custodiaban.
"Mi hermano está dispuesto a matar, los dos están dispuestos a todo, tengan cuidado", dijo en un primer momento.
No obstante, Lanatta se negó a decir con qué rumbo huían Cristian Lanatta y Víctor Schillaci, pero habría revelado cuál era el plan que habían delineado en caso de toparse con efectivos de seguridad.
Los Lanatta y Schillaci tenían resuelto enfrentarse si los que los buscaban eran poco más del doble de ellos. Es decir, si menos de 10 efectivos de Seguridad aparecían tras sus pasos iban a responder atacando, a los tiros.
"Rodéense bien", acotó antes de ser trasladado al penal de máxima seguridad de Ezeiza.
Según el diario El Litoral, de Santa Fe, Lanatta se mostraba como una fiera encerrada minutos después de su captura, en el calabozo donde fue retratado con sangre en la cara, pantalones cortos y una camisa entreabierta.
De acuerdo al diario santafesino, dijo: "Busquen a mis compañeros... están en el campo y se van a morir", manifestó mirando a un jefe policial.

Fernández denuncia irregularidades
El exjefe de Gabinete Aníbal Fernández calificó ayer de "muy grave" la supuesta reunión de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, y el titular de la cartera provincial, Cristian Ritondo, con el prófugo recapturado Martín Lanatta, y vaticinó que ese encuentro "tendrá consecuencias penales".
"Es muy grave que ministros de seguridad de Provincia y Nación se hayan reunido a solas con el detenido, sin abogado ni juez", consignó el exfuncionario kirchnerista a través de su cuenta en Twitter.
Fernández también afirmó que Lanatta fue encontrado con dos valijas de dinero.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...