Con la incertidumbre a flor de piel, ayer los vecinos del barrio Juan Pablo II, en la zona sur de la ciudad, se sorprendieron con una escena poco feliz. Tres autos, una moto y una bicicleta ardían en llamas en las cocheras que poseen los departamentos del barrio. Las sospechas surgieron de inmediato, la gente supone que los quemacoches anduvieron por el lugar.
Frente al peligroso incendio en la madrugada de ayer, la gente alertó a la Policía y de inmediato una dotación de bomberos se hizo presente. Se logró sofocar el fuego, que en cuestión de segundos afectó a un Renault Clío color blanco, un VW Ap color gris y un VW también gris, además de una moto y una bicicleta; la voracidad de las llamas hizo que algunos de los rodados sufrieran daños totales.
Si bien las víctimas de lo sucedido tienen sus marcadas sospechas de que se podría haber tratado de un nuevo ataque de los quemacoches, el personal policial investiga el hecho y no descarta dicha hipótesis dado que no es la primera vez que ocurre algo semejante.
Sin consuelo, las víctimas y dueños de los vehículos tuvieron que resignarse y ahora esperarán respuestas de la Justicia.
Muchas veces se llega a tener un auto o cualquier otro transporte particular tras un gran esfuerzo, logro que se trunca en cuestión de segundos por causas accidentales, pero también antojadizas en manos de delincuentes. Vecinos del barrio se mostraron preocupados porque no es la primera vez que pasa.
Robo frustrado
En más de una oportunidad en este tipo de hechos y cuando los uniformados pudieron confirmar que se trató efectivamente de quemacoches, las investigaciones indicaron que en su accionar los malhechores intentan primero robar el vehículo, ante la imposibilidad de hacerlo y con la imperiosa necesidad de concretar el daño, la segunda opción es prenderle fuego.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


luisito tano
luisito tano · Hace 8 meses

HAY QUE HACER JUSTICIA POR MANOS PROPIAS, A CUALQUIER YUTO QUE SE VEA EN LAS NOCHES DEAMBULAR POR LAS CALLES HAY QUE DARLE PLOMO, DE UNA!!! YUTO QUE VES, SEA O NO CHORRO, LO MATAMOS, POR LAS DUDAS, COMO LO DICE EL DICHO, EL EL ÚNICO DELINCUENTE QUE NO VUELVE A DELINQUIR, EL EL DELINCUENTE MUERTO.


Se está leyendo ahora