"Como una gran tormenta sacudimos nosotros el árbol de la vida hasta las más ocultas fibras de las raíces y apareces ahora cantando en el follaje, en la más alta rama que contigo alcanzamos". Este fragmento del poema "El hijo", del escritor chileno Pablo Neruda (1904-1973), capta alguna esencia de la filosofía de Tanabata. Esta línea de ropa para niños se fue gestando en la mente, el espíritu y el corazón de su creadora, Verónica María Moncho Lobo, mientras esperaba a su hijo -hoy de un año y ocho meses- Máximo Fernando.
Verónica no solo cambiaría de rubro de una prˆt-...-porter de estilo moderno y con cortes clásicos para mujer hacia el diseño y la fabricación de ropa infantil, sino que escucharía el llamado de su tierra natal para desarrollar un emprendimiento con el mismo y estricto proceso de control de calidad de su alta costura, pero destinado a niños. De hecho al palpar las prendas de Tanabata estas denotan simplicidad, practicidad y comodidad en cada una de sus impecables terminaciones.
Tanabata es una festividad japonesa derivada de la tradición china Qixi ("la noche de los sietes"). La fiesta celebra el encuentro entre Orihime (Vega) y Hikoboshi (Altair). La Vía láctea, un río hecho de estrellas que cruza el cielo, separa a estos amantes, protagonistas de una milenaria leyenda, y solamente se les permite verse una vez al año, el séptimo día del séptimo mes lunar del calendario lunisolar. Ya que las estrellas solo aparecen de noche, la celebración suele ser nocturna.
"Desde que me fui de Salta, he estado expuesta a diferentes culturas, y hay una en especial que me ha tocado de manera única. Mis dos primeras y mejores amigas que conocí al salir por primera vez de Argentina son de Japón. Desde entonces mi curiosidad por conocer y descubrir este mundo no han tenido límites", expresó Verónica. Durante seis meses emprendió una búsqueda de significados y nombres que inconscientemente la remitían a la estrella. "La estrella tiene varios significados: un deseo, un sueño, un destino, es brillante, es excepcional, es predominante. Las estrellas de papel origami en Japón representan la buena suerte. Cuando una persona quiere desearle buena suerte a una persona especial es costumbre regalarle un frasco lleno de estrellas de origami. Tal es la felicidad que trae este pequeño regalo que es irreemplazable", detalló.
La colección
Para la primera colección para bebés de Tanabata Verónica usó una paleta vibrante en donde el azul acuático y el rosa fresa son los principales protagonistas. El azul acuático, inspirado en las aguas tropicales, es un color intenso que genera y transmite energía. El rosa fresa, un color refrescante y joven, un "must have" de las nenas indicó la diseñadora. Acompañan a este conjunto de colores un gris atemporal que crea una sensación de relax e intimidad. "Este es un tono práctico y neutro que se combina fácilmente con otras tonalidades", apuntó Verónica.
En los tejidos de tipo jersey encontramos el clásico celeste bebé para los niños, el rosa y el blanco óptico. A estas prendas se incorpora una variedad de estampados rayados, con motivos de cochecitos para los nenes y helados para las nenas. Los estampados escoceses prevalecen en las camisas y vestidos. Las gabardinas y los jeans livianos en colores claros y oscuros son ideales para los leggings, pantalones, minifaldas y shorts.
"La inspiración de esta temporada se basa en un look urbano con un tono casual y alegre. Da una sensación de ligereza y comodidad. Mantiene un estilo atemporal con influencia madura, con elegancia y frescura", definió Verónica.
La colección además ofrece una gama extensa de productos. Se encuentran piezas básicas como bodies con cuello americano, muy cómodos y prácticos a la hora de vestir al bebé. También enteritos cortos y ositos con patitas, ranitas y batitas que vienen en sets. Por último, jardineros, bermuditas, shorts y pantalones que se combinan con remeras, camisitas en tela escocesa y en jersey, una variedad de vestiditos en cuadrillé, escocés y en tela de jean que vienen con sus bombachitas. Acompañan la colección accesorios como mantitas y toallas, baberos y babitas, gorritos y manoplas. Todas las telas son de altísima calidad y de 100% algodón. "En 2016 nos gustaría que nos empiecen a conocer, difundirnos en todo el país. Vamos a empezar de a poco, pero también tengo en vista ampliar la colección hasta los 8 años y crear una línea de maternidad", anticipó Verónica.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora