Un hombre fue a realizar un trámite a la AFIP y debió esperar para hacer atendido porque los empleados que estaban en ese momento en las oficinas se hacían los "desentendidos".
Uno jugaba con su celular, según dijo el lector de El Tribuno, y ni se percató de que estaba el contribuyente.
El otro estaba cómodamente sentado en su silla y se hacía lustrar los zapatos, tampoco le importó que hubiera gente esperando ser atendida.
"Mientras espero que me atiendan, uno de los empleados de la AFIP se encuentra chateando con su celular, el otro se hace lustrar los zapatos. Una vergüenza que nos hagan perder el tiempo de esta manera", le detalló el lector a este diario.
Después de la queja de los que estaban en el lugar, llegó otro empleado para atenderlos. "En tanto estos señores seguían sin atender y sin inmutarse, chateando uno y hablando con el lustra botas el otro. Esto ocurrió cerca del mediodía, parece que el tiempo para ellos no vale nada, en cambio para nosotros es perder horas de trabajo", sentenció.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Encuesta

A una semana de las elecciones legislativas, ¿ya tenés decidido tu voto?

Si, estoy seguro
Si, pero tengo dudas
No se a quién votar
ver resultados

Importante ahora

cargando...