*

Monseñor Cargnello lavó los pies de los presos
Pasadas las 19, monseñor Mario Cargnello llegó al penal de Villa Las Rosas donde realizó la ceremonia del lavado de pies que da inicio al Triduo Pascual. Durante el oficio estuvo acompañado por los sacerdotes Alberto Alemán, de la parroquia de Villa Mitre, y Pablo Romero, de Villa Las Rosas.
Previamente las autoridades del penal invitaron a los internos y personal de guardia a participar de la ceremonia. Doce fueron los elegidos, como los apóstoles de Jesús de Nazareth: once internos y un efectivo del Servicio Penitenciario.
Volcados en la fe, internos, integrantes de la Pastoral Social y miembros de las fuerzas de seguridad dejaron sus diferencias en los pasillos que dirigen hacia el espacio de Bienestar del Penal de Villa Las Rosas, donde se encuentran ubicadas aulas, bibliotecas y la capilla de Nuestra Señora de la Merced, protectora del penal.
Iniciada la ceremonia, integrantes la Pastoral y un interno de la penal fueron los encargados de la lectura de los Santos Evangelios. Posteriormente, monseñor Cargnello reflexionó sobre el mensaje que dejaron estas parábolas, que incluyeron el relato de la última cena y el lavado de pies. "Dios no se va a cansar nunca de apostar por cada uno de nosotros. Y es por eso que siempre nos da una nueva oportunidad".

La esperanza

Minutos antes de iniciarse la homilía, César Rodríguez, director del penal de Villa Las Rosas, dialogó con El Tribuno destacando que esta ceremonia es muy importante en la vida de los internos.
"Una de las tareas en el penal es de lograr la contención espiritual de las personas privadas de la libertad. Muchos de los que hoy viven en este contexto de encierro necesitan tener fe en algo. Esta es una manera de reinsertarlos en la sociedad", destacó Fernández.
El director del penal indicó que esta ceremonia es casi una tradición, ya que monseñor Cargnello los elige año a año para realizar la tradicional ceremonia del lavado de pies.
Los participantes de la celebración religiosa son internos que tienen buena conducta y que participan de las diferentes actividades que se realizan en el pabellón de Bienestar.
Fernández señaló que los representantes de otras religiones, como la Evangélica, también cuentan con un espacio para acompañar a los internos. El director del penal adelantó que miembros de la Iglesia Evangélica realizarán también una ceremonia este domingo para celebrar la Pascua y la resurrección de Jesucristo.
Al finalizar la misa, monseñor Cargnello dejó a través de El Tribuno un mensaje a toda la comunidad cristiana que vive uno de los momentos más importantes del credo.
"Pascua es poder empezar de nuevo y sacar los mejor de nosotros. Poder perdonar y perdonarse. Hoy tenemos que trabajar en el encuentro de los argentinos", agregó monseñor. Mientras en la capilla los internos participaban del cierre de la ceremonia entonando con fuerza "Si yo no tengo amor", Cargnello exhortó a pensar en los que tienen menos. "Que los que necesitan encuentran en nosotros una mano para que nos levantemos mutuamente", reclamó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...