El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, acusó al movimiento Tupac Amaru, que conduce Milagro Sala, quien permanece detenida en esa provincia, de "robarse la plata" para 2 mil viviendas que "no fueron construidas".
El mandatario provincial sostuvo que "uno de los desafíos" de su gobierno "es convertir a los beneficiarios de planes en ciudadanos".
"Había gente violentada, obligada a ir a acampes y a marchas para no perder beneficios", manifestó el gobernador sobre la agrupación Tupac Amaru.
Morales dijo, en ese sentido, que "quien no vive en Jujuy no puede tener cabal conciencia o comprender la situación que hemos vivido con cortes de ruta sistemáticos, permanentes, durante años, situaciones de violencia y destrucción de edificios públicos".
El gobernador afirmó que "cerca de 2 mil viviendas sociales fueron pagadas" a la Tupac Amaru y expresó que "no fueron construidas".
De esa cifra, explicó Morales, "1.600 viviendas fueron pagadas y no construidas y 400 pagadas y están a menos del 50 por ciento de la construcción".
"Es muy injusto que más de 2 mil familias jujeñas no tengan viviendas porque se robaron la plata", destacó.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora