Entre los diversos ladrones que deambulan en la esfera social, los que emplean la modalidad conocida en el país como "motochorros" son de las más activas al momento de los ilícitos. En Orán, dos de los múltiples ladrones de este tipo fueron detenidos luego de haber concretado siete arrebatos.
Entre los robos cometidos, los motorchorros dejaron como saldo a un nene de 3 años con fracturas y a una mujer también lesionada con fractura en uno de sus tobillos.
Los delincuentes fueron detenidos el lunes pasado tras una buena cantidad de hechos delictivos en su haber. Personal de la Brigada de Investigaciones de Orán llevó a cabo la captura de ambos, tienen 21 y 27 años. Luego de su detención, los efectivos pudieron esclarecer tres de los siete delitos cometidos.
En dos de los casos el robo por parte de los motochorros fue de celulares, ambos fueron denunciados en la comisaría 25, mientras que en una tercera situación el objeto robado fue una cartera, acción que fue denunciada por una mujer de 60 años en la comisaría 20.
Según fuentes policiales, las denuncias derivadas de las acciones ilícitas cometidas por motochorros son entre tres y cuatro diarias.
En dicha modalidad, el arrebato es la forma más usada por los ladrones al momento de cometer el delito. Los jóvenes motochorros que fueron detenidos quedaron a disposición de la Justicia.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia


juan carlos lopez
juan carlos lopez · Hace 5 meses

A estos hdrmp tienen que darles un buen tiempo en la sombra, seguramente causaron mas daños de los mencionados en esta noticia, son unos gatos baratos que no dudaron en lesionar a un nene y a una mujer y otros casos que no fueron denunciados, ahora que paguen por lo que hicieron y los que harian en el futuro, y de paso quedaran dos lacras menos en la calle por un tiempo, Solo resta pedir que la causa no caiga en manos de un fizcal o juez que los deje en libertad por "buenitos"

daniel cruz
daniel cruz · Hace 5 meses

Ojalá les den una buena paliza a estos hijos de mil puta.


Se está leyendo ahora