Un motociclista de 13 años sufrió un peligroso siniestro vial ayer en Isla de Caña. El adolescente conducía una moto 110 cilindradas cuando por motivos que los efectivos policiales investigan perdió el control del rodado, impactó con un montículo de tierra y cayó descontrolado al suelo. El joven se desplazaba por una de las calles de esa localidad y fue hospitalizado en Orán.
Frente al siniestro ocurrido, a varios vecinos e incluso a los uniformados que intervinieron tras recibir el alerta, se preguntaron ¿qué hacía un chico de 13 años arriba de una moto? Se trata de una situación irregular e infructuosa ante la Ley, sin embargo suele ser común ver a los adolescentes a bordo de una moto.
Antes de caer y tener que ser hospitalizado, el muchacho circulaba por la avenida San Martín, perdió el control de su moto y colisionó con un morro de tierra que se encontraba en la vía pública. Personas que vieron caer de forma violenta al joven no tardaron en llamar a la Policía y también al personal de asistencia médica. La víctima fue asistida en el lugar y después trasladada al hospital local donde le diagnosticaron "politraumatismo y fractura de clavícula izquierda".
Según estadísticas y personas especializadas en el tema, la moto es uno de los vehículos más peligrosos para trasladarse, peligrosidad que tienen que ver con diversos factores como la negligencia al momento de abordar el vehículo sin casco, hacerlo con alcohol en sangre, circular a velocidades extremas y sin respetar las normas de tránsito entre otros tantos.
Motociclista, delicado
Un motociclista que sufrió un siniestro vial el viernes por la mañana en Targagal se encuentra hospitalizado en estado delicado. El hombre de 29 años circulaba a bordo de una moto IMSA 125cc e impactó contra una camioneta estacionada sobre las calles Bolivia y Sarmiento de Tartagal.
Los efectivos policiales que fueron alertados de la situación llegaron al lugar del hecho cerca de las 11 y constataron el siniestro vial. El joven motociclista chocó con una camioneta Toyota y se desconocen los motivos que lo habrían llevado a realizar esa maniobra. Tras el impacto resultó lesionado en la cabeza y también en la zona abdominal.

Otro choque en la ruta 50

En medio de una mañana fría y lluviosa, la ruta nacional 50 volvió a ser escenario ayer de un choque frontal entre dos automóviles, aunque la suerte y la baja velocidad se combinaron para que solo se registraran daños materiales.
El accidente ocurrió ayer, a primera hora de la mañana, cuando automóviles chocaron a la altura del kilómetro 46, poco antes de llegar al Puesto 28 de Gendarmería (en el sentido sur - norte).
Una patrulla policial y un móvil de los Bomberos de Orán partieron al lugar tras recibir un llamado que daba cuenta de la colisión.
"No hubo lesionados, solo daños materiales. Fue una suerte", dijo una fuente policial pocas horas después al informar sobre lo sucedido.
La ruta nacional 50, a lo largo de sus más de 70 kilómetros entre la localidad de Pichanal y la fronteriza Aguas Blancas se ha convertido en una de las llamadas "rutas de la muerte" en la provincia debido a la cantidad de siniestros viales que ocurrieron este año y el elevado número de víctimas fatales que dejaron. Según registros de la Policía, entre enero y junio 13 personas perdieron la vida en esta ruta nacional.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora