El aumento progresivo de motos en circulación y la cultura de no usar casco protector ni tener seguro ni patente fueron los temas de debate entre el municipio con los proveedores rosarinos y la Secretaría de Defensa al Consumidor de la Provincia.
En la reunión coincidieron en que la situación ya es insostenible, lo que llevó al municipio rosarino a invitar a los sectores involucrados para analizar la situación, que tiene serias consecuencias, básicamente en accidentes y robos.
"Fuimos convocados por el municipio rosarino por la problemática que representan motociclistas sin casco, sin patente y sin seguro. Tuvimos la oportunidad también de dialogar con los principales proveedores que venden motos en esta ciudad, y les recordamos que existen leyes provinciales y nacionales que deben cumplir, como entregar los vehículos patentados. La Secretaría del Consumidor no es un organismo municipal ni tiene capacidad para secuestrar motos, pero tiene que ver con las obligaciones que como proveedores les cabe y en este sentido creo que hemos sido bastante claros", expreso la secretaria del organismo, Carina Iradi.
Además, invitó al municipio a sumar una delegación de Defensa al Consumidor en la ciudad. Por su parte, el secretario de Gobierno, Javier Mónico, manifestó que "la reunión sirvió para difundir las normativas, para que los comerciantes saquen sus dudas y busquemos los mecanismos para mejorar esta situación".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora