La CGT advirtió hoy que un eventual veto del presidente Mauricio Macri a una ley antidespidos sería 'un golpe y un error muy grande del Gobierno', al tiempo que pidió 'ir a los bifes' y reclamó una reunión entre cámaras empresarias, centrales obreras y el Ejecutivo 'para ver de qué manera se puede paliar la situación' económica y social.
Con matices, el secretario general de la CGT Azopardo, Hugo Moyano, y su par de la CGT Azul y Blanca, Luis Barrionuevo, respaldaron los proyectos de ley que la oposición impulsa en el Congreso para declarar la emergencia ocupacional, prohibir los despidos y habilitar el pago de la doble indemnización.
'Va a ser un golpe y un error muy grande que va a cometer el Gobierno y seguramente el conjunto de los trabajadores no lo va aceptar de ninguna manera', señaló Moyano al ser consultado en diálogo con radio Continental sobre la posibilidad de que Macri vete esa ley en caso de ser aprobada por el Congreso.
El líder sindical resaltó que se busca 'una garantía para el trabajador, porque nadie quiere perder su puesto de trabajo, tenga doble indemnización o no', en este sentido, señaló que 'por lo menos, si tiene la desgracia de perder el trabajo, que tenga unos pesos para vivir'.
'Hay que hacer algo para evitar que en este momento tan especial que vive el país alguien aproveche para despedir gente. No se quiere perjudicar a nadie, sino garantizar la estabilidad laboral en un momento tan especial', sostuvo Moyano.
El dirigente recordó que 'el Gobierno está manifestando a través de sus ministros que en el segundo semestre va a bajar la inflación, ingresar inversiones, generar puesto de trabajo' y preguntó 'si esto es así, por qué el temor de ayudar a garantizar a que no se produzcan despidos'.
Además, el líder camionero se refirió al acto que realizarán el próximo viernes las tres ramas de la CGT y las dos de la CTA y adelantó: 'Vamos a expresar todo este tipo de cosas que se están reclamando individualmente y esta vez se va a hacer en conjunto.
El Gobierno tiene que prestarle atención a este reclamo'. En tanto, Barrionuevo pidió 'dejar de lado tanto diagnostico y tantas charlas que se están dando en distintos lugares entre empresarios y Gobierno' e 'ir a los bifes' con una reunión entre empresarios, gremios y Gobierno.
En ese sentido, el secretario general de UTHGRA resaltó que 'hay que sentarse la Asociación Empresaria Argentina (AEA), la Unión Industrial Aargentina (UIA), CGT y el Gobierno y ver de qué manera se puede ir adelante, paliar la situación' económica y social.
Respecto de la emergencia ocupacional, Barrionuevo mostró sus matices al señalar que su sector está de acuerdo con la prohibición de despidos por 180 días -como señala el proyecto del Senado- pero no con la doble indemnización.
'Nosotros queremos un proyecto de ley que por 180 días contenga al trabajador, por supuesto que con la ayuda del Ministerio de Trabajo, para que los empresarios por esos 180 días no despidan.
Pero con la doble indemnización no estamos de acuerdo, no creemos que sea positivo para nada', indicó.
No obstante, cuestionó la posición adoptada por el presidente Mauricio Macri de salir a criticar el proyecto y consideró que 'el Gobierno no se tendría que haber metido en el Congreso, que dejen que debatan'.
En el Parlamento avanzan dos proyectos de ley con el impulso de toda la oposición, uno en el Senado y otro en la Cámara de Diputados, ambos reclamados semanas atrás por todas las centrales gremiales y motorizados especialmente por el Frente para la Victoria.
El del Senado plantea la prohibición de despidos en el sector público nacional, mientras que en el privado por 180 días y el pago de una doble indemnización para el trabajador que fuera despedido durante ese período.
El de la Cámara de Diputados establece que la prohibición debe extenderse hasta el 31 de diciembre de 2017 con retroactividad al 1 de marzo de este año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora