La Cámara del Crimen ordenó seguir investigando por mala praxis a diez médicos por la muerte del mediático empresario Ricardo Fort, quien falleciera en noviembre de 2013 tras sufrir una "muerte súbita cardíaca".
Lo decidió la Sala V de la Cámara al revocar el sobreseimiento de los médicos que intervinieron en los últimos días en que Fort estuvo internado en el sanatorio de la Trinidad, donde falleció el 25 de noviembre de 2013 por un agravamiento de un cuadro infeccioso generalizado.
Los médicos son investigados desde la muerte del empresario a raíz de una denuncia que había hecho María Paloma Fort, tía del empresario, con el patrocinio del abogado Javier Moral Rancaño.
En la denuncia, cuestionaron que los médicos no actuaron correctamente y que desatendieron al paciente, lo que ocasionó su deceso tras días de internación.
Los camaristas revocaron el fallo de primera instancia del el cual los había sobreseído a todos ante el informe de la Junta médica según el cual "no podría asociarse la negligencia médica que pudiera atribuirse a los profesionales que atendieron a Fort con su muerte, ya que respondió a una causal distinta y realmente ajena a su intervención".
Fort ingresó al Sanatorio de la Trinidad el 24 de noviembre, con dolores de rodilla y columna, un problema crónico del empresario.
Según su familia, cuando Fort fue medicado ni bien ingresó al Sanatorio empezó a tener delirios, con pérdida de espacio y tiempo, y se agravó su situación, por lo que pasó a terapia intensiva y a las pocas horas falleció.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora