Un joven de 28 años identificado por la Policía como Gabriel Torres fue hallado sin vida en la vía pública, en la localidad de Morillo, la madrugada de ayer. El cuerpo yacía en la vereda de la esquina de las calles General Roca y Corrientes; manchas de sangre descendían desde el pecho del joven.
El homicidio ocurrido ayer está marcado por una noche de alcohol, armas blancas, amigos y diferencias.
Según fuentes policiales, Torres había estado bebiendo alcohol junto a otras personas, entre las que se encontraba su pareja, una amiga y otros muchachos.
Luego de sucedido el terrible episodio, efectivos fueron alertados y de inmediato los hechos llegaron a la Fiscalía Penal de Embarcación, a cargo de la doctora Lorena Martínez, quien ordenó se haga presente en el lugar de los hechos el médico legal y personal de Criminalística.
Asimismo y tras la apertura de las investigaciones, desde la Fiscalía Penal ordenaron que las mujeres, tanto la pareja de Torres como la amiga, fueran trasladadas a la comisaría y, junto a otros aborígenes, están sospechadas por el brutal crimen.
Hasta las últimas horas de ayer, los uniformados trabajaban para determinar los motivos del homicidio. Mientras, al cierre de esta edición, se aguardaba los resultados del informe del médico legal y las pericias colectadas por personal de la División Criminalística.

¿Qué te pareció esta noticia?

Temas

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Cesar Lopez
Cesar Lopez · Hace 4 meses

Es esto violencia de genero?


Se está leyendo ahora