Este miércoles en la sesión del Concejo Deliberante de la Ciudad de Salta, se aprobó el proyecto de ordenanza presentado por la concejala Romina Arroyo. La campaña de concientización lleva la leyenda: "Ponete en el lugar del otro pero no en su estacionamiento".

El proyecto establece una sanción para los vehículos que obstruyan rampas en la vía pública. La multa será entre $250 y $250 y se incorpora al Código de Tránsito.

"Esta ordenanza viene a cubrir un vacío legal. Es importantísimo generar conciencia sobre el respeto a las rampas y lugares reservados para vehículos adaptados o para traslado de personas con discapacidad motoras o dificultades de locomoción", explicó la edil del Frente Renovador.

Mediante esta iniciativa, la concejala solicita al Departamento Ejecutivo Municipal que implemente una campaña de concientización y sensibilización, de acuerdo a lo establecido por la Ley Nº 22.431 de Sistema de Protección Integral de los Discapacitados.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...