Más de 6.000 personas salieron esta noche a la calle para repudiar a la Justicia salteña, rechazar los derechos humanos del gobierno de Salta y exigir que se detenga a dos de los chicos torturados en Güemes, quienes están acusado de violar, golpear y tratar de enterrar viva a Rocío Alancay cuando tenía 9 años, en 2011.
"Nos reunimos todos como comunidad y nos encolumnamos detrás de la familia Alancay con el fin de que se reabra la causa", dijo uno de los miles de vecinos que marcharon por la calle de la ciudad hasta detenerse en la plaza central de la localidad.
Mujeres, niños, políticos y vecinos de otros lugares fueron los que marcharon para elevar el reclamo de justicia.
"Pedimos que se haga Justicia. Acompañamos a la mamá de Rocío, Rosa Flores, en esta lucha", dijo otro vecino.
"Las cosas no se hicieron bien porque hubo una urgencia de destacar el hecho de los torturados para tapar el escándalo de las francesas y los narcopolicías que ocurrieron en fechas cercanas", dijeron.
Al menos cinco cuadra de personas marcha por la calles de la ciudad, seguidos de una caravana de autos.



¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...