"Este crimen va camino a la impunidad porque en las provincias del sur no hay justicia para los forasteros, si no tenés plata no sos nada, la ausencia del Estado es mucho más que notoria sobre todo con la gente que va del norte", así relató a El Tribuno las vicisitudes que tuvo que afrontar para lograr repatriar a su terruño natal a su hijo Maximiliano Raúl Antonio Cruz (23), asesinado de manera brutal por el amante de su exesposa en la madrugada del domingo.
"No quiero acusar a nadie, pero a mí me llamaron a las 6 de la mañana del domingo para decirme que mi hijo fue atropellado. Me llamó la hermana de la exesposa, cuando en realidad a mi hijo lo habían asesinado a puñaladas, tres de las cuales le desfiguraron el rostro, quiero decir le vaciaron la cara.

¡Por Dios, cuánta saña!

Tuve que viajar desde Caleta Olivia 15 horas para llegar al lugar adonde habían trasladado el cuerpo de mi hijo. Nadie, ni policías ni Justicia, ni asistencia social. En una ciudad que no conocía, debí buscar el número del teléfono del Juzgado y explicarle quién soy para que me dieran una cita para reconocer el cadáver.
Hablé con el fiscal de la causa, con el juez incluso y me dijo que a mí no me iba a informar nada, que contrate un abogado del fuero local para que ellos se entendieran con él y me despachó.
Allí comencé a buscar la forma de llevar a mi hijo de ese lugar impropio para él, y donde me trataron como a un forastero y no como a un argentino.
maximiliano cruz asesinato muerte muerto 2.jpg
<i>Antonio Ismael Cruz, papá de Maximiliano Raúl Antonio. Foto: Javier Corbalán</i>
Antonio Ismael Cruz, papá de Maximiliano Raúl Antonio. Foto: Javier Corbalán
Allí no podían quedar los restos de mi hijo así que moví cielo y tierra para conseguir el dinero para repatriarlo. Gracias a los compañeros de la Uocra, a los trabajadores de Austral, una de las empresas de Lázaro Báez, hoy en la cárcel y todas las obras paralizadas.
Nadie habla de los cientos de obreros en el sur que están en la calle, la mayoría del norte de la República, los que recibimos como ve un trato impropio.
Esa es la realidad y no la otra que nos venden a diario por TV.

Sin justicia

Me tuve que venir sin poder denunciar siquiera la muerte de mi hijo. Nadie quiso recibir mi aporte a la causa, todo está encaminado a la impunidad.
La exmujer de mi hijo, que creo que tiene mucho por decir, estaría viajando a Salta, solo le secuestraron dos celulares.
Muchos, pero mucha gente aseguró que a mi hijo lo entregaron. ¿Quién?, y bueno, allí nadie lo conocía, cómo iban a saber que salió en bicicleta a las 3 de la madrugada por un antojo de su expareja. Fue atropellado de atrás a pocos metros de la pieza que alquilaba, cuando cayó recibió varias puñaladas, la mayoría en el rostro y en el abdomen.
Solo había dos personas que lo conocían allí, su exmujer y su hija de solo de 6 años.
Pero, nada. Su expareja lo llevó allí para que le llevara a la hija de quien había obtenido la tenencia Maximiliano Cruz.
Pero no me dejaron denunciar nada.
Si nadie nos ayuda ahora, otro crimen de un norteño quedará sin resolver, allá en el fin del mundo", sostuvo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora