La jornada empezó con manifestaciones en el Centro Cívico Municipal (CCM) y sobre la avenida Paraguay, pero con el correr de los minutos llegó el acuerdo. La Unión de Trabajadores Municipales (UTM) y la Intendencia de Salta acordaron una suba salarial del 25 por ciento
La paritaria establece además el blanqueo parcial de los conceptos no remunerativos previstos en los ítems de los acuerdos salariales de 2011, 2012 y 2013. Ese había sido uno de los principales reclamos de los empleados.
Se fijaron las siguientes sumas y proporciones: desde febrero un monto de $400 para los niveles 2 al 9. Y a partir de mayo será un monto de $400 para los niveles 10 al 18.
También se aumentó la Asignación Familiar por Hijo, retroactiva a febrero. El monto será de $760 y de $820 a partir del primero de junio.
"Se hizo todo el esfuerzo necesario, compatibilizando con los ingresos reales del municipio y conforme al pedido del intendente Gustavo Sáenz, quien hizo hincapié en las necesidades del empleado municipal", aseguró Luis María García Salado, secretario de Gobierno.
Tras la rúbrica, García Salado explicó que "el acuerdo se logró teniendo en cuenta las distintas peticiones realizadas y la situación actual del municipio".
Mientras los municipales esperaban el resultado de las negociaciones en una asamblea permanente, el intendente Sáenz se acercó al lugar de la concentración, en las afueras del CCM.
El jefe comunal comentó: "Pusimos todos un poquito de esfuerzo para que pudieran estar mejor. Yo qué más quiero que en esta casa puedan trabajar en condiciones, dignamente y puedan llevar el sustento a sus casas".

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora