Las dos localidades turísticas más importantes de los Valles Calchaquíes están con conflictos municipales, y es Cafayate la más afectada por la interrupción servicios públicos importantes, como la recolección de basura.
Sin esta prestación, muchos cafayateños optaron por arrojar las bolsas en los contenedores de la plaza principal, ya que esta medida se implementó a partir del fin de semana. Los trabajadores municipales están en asamblea hasta la próxima semana y permanecen en el predio donde se realiza la Serenata.
El paro se inició el fin de semana debido a que hasta el 10 no cobraron sus sueldos. Esta medida la vienen tomando desde hace un año, cada mes que no cobran a tiempo. Según fuentes gremiales, en la Municipalidad hay solo 35 trabajadores adheridos a la medida de fuerza.

Conciliación

En San Carlos, los empleados municipales están en conciliación obligatoria hasta el 22 de este mes, cuando se realizará nuevamente una reunión para replantear los incrementos a los empleados.
La próxima semana, en una nueva audiencia con las autoridades municipales, volverán a debatir un aumento del 6%, que la Provincia otorgó a sus empleados y que es lo mismo que les ofreció a los suyos el intendente Roberto Vázquez. Los obreros también esperan que se cumpla lo acordado en marzo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora