Municipios no pueden hacer frente al pago de los sueldos

16-03-2012 - Los empleados reclaman el pago de haberes atrasados, actualizaciones salariales y despidos.

Se viven días agitados en algunos municipios del interior, especialmente en las localidades donde el dinero no alcanza para pagar al personal, lo que impide que se brinden los servicios de manera eficaz a la comunidad. La situación es compleja. A lo largo de la semana se vivieron jornadas de protesta y paro de actividades en Campo Quijano, Cafayate, Colonia Santa Rosa, La Viña e Isla de Cañas.

En Cafayate la situación llegó ayer a un punto de máxima tensión, cuando empleados municipales ingresaron en el edificio comunal. Pasado el mediodía la situación tendía a normalizarse con la promesa del envío de fondos.

Colonia Santa Rosa es otro de los municipios que arrastra un conflicto que ya lleva 10 días. Ante el paro de los empleados, el edificio comunal tuvo una fuerte custodia policial para evitar disturbios.

En La Viña las protestas se relacionan con la liquidación de sueldos. Los trabajadores piden, además, el reintegro de un plus de $ 300 que les fue suspendido en diciembre.

En todos estos municipios los conflictos tienen un punto en común, que gira en torno de pedidos de auxilio de los intendentes para que el Gobierno provincial se haga cargo del déficit. “La coparticipación ya no nos alcanza para pagar los sueldos”, afirman los jefes comunales.

Los gremios

El gremialista Pedro Serrudo, de UTM, al referirse al tema, aseguró que “esta situación se va a multiplicar en varios puntos de la provincia”.

Los motivos son muchos y muy variados, que van desde administraciones con plantas de personal sobredimensionadas, pesadas herencias, un notable aumento en los costos operativos por la suba de insumos, principalmente del combustible, hasta montos coparticipables que ya no se condicen con el crecimiento poblacional, más el “enganche” tácito con los aumentos a la administración pública.

Fuentes legislativas aseguran que “existe temor en el interior de que los costos se trasladen a los vecinos, por las consecuencias políticas que medidas de este tipo puedan generar”. Apuntaron, además, que “tampoco existen, como en los grandes centros urbanos, medios de coacción para que la gente cumpla sus obligaciones (pago de impuestos), entre otras cosas, porque también resultan impopulares”. Esto, indudablemente, se refleja en las magras recaudaciones.

A esto se suman tasas y un mapa catastral desactualizados. “En el Valle de Lerma, por ejemplo, grandes sectores urbanos y zonas residenciales permanecen como rurales, estatus que posibilita a sus propietarios pagar montos ínfimos en las arcas provinciales y a no tributar en sus municipios, con lo que se pierde una importante masa de contribuyentes. Esto es algo que debemos plantear los municipios en conjunto a la Dirección de Inmuebles”, explicó Enrique Torres, concejal de La Merced.

 

 

Fuente:

¿Qué te pareció esta noticia?

Compartí

0

Te Puede Interesar

Comentá esta noticia


pato usa
pato usa · Hace 31 meses

porque no averiguan lo que pasa en el Municipio de Vaqueros? siguen despidiendo empleados y continua la persecución política porqué no pasan los mensajes que se envían a este diario? 5 de Abril de 2012