Treinta y cinco personas murieron y otras trece permanecen desaparecidas como consecuencia de las inundaciones provocadas por las intensas tormentas que han afectado a vastas zonas del sur de China entre lunes y ayer miércoles. Además, hay un millón de personas perjudicadas por el fenómeno climático y miles de evacuados. El Ministerio de Asuntos Civiles de China dijo que la provincia de Guizhou, donde perdieron la vida once personas, es la provincia más golpeada por las tormentas.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora