Sesenta y dos personas murieron ayer al estrellarse un avión de la empresa FlyDubai en el aeropuerto Rostov del Don del sur de Rusia y los expertos trabajan en todas las hipótesis, entre las que se encuentran un error de la tripulación, una falla técnica y las malas condiciones meteorológicas.
Las primera información señaló que el avión se estrelló durante el aterrizaje, aunque los expertos que trabajan en el lugar añadieron como posibilidad más cierta que el incidente haya ocurrido cuando trataba de dar otra vuelta sobre el aeropuerto tras un intento fallido de tocar tierra debido al intenso temporal de nieve y viento.
"El avión se estrelló cuando trataba de dar otra vuelta y no durante el aterrizaje, como se dijo al principio. Hasta ese momento todo era normal: los pilotos se comunicaban con la torre de control y el capitán anunció que emprendía otra vuelta", explicó el corresponsal de la televisión pública rusa Rossia 24.
El servicio internacional Flightradar24, que se dedica al seguimiento de vuelos en todo el mundo, avaló esa versión al afirmar que el Boeing "tomó altura tras enfilar hacia su segundo aterrizaje, y enseguida empezó a caer bruscamente a una velocidad de 21.000 pies al minuto (106 metros por segundo)".
Los investigadores del Comité de Instrucción de Rusia trabajan sobre todas las versiones posibles, "entre ellas un error de la tripulación del avión, una falla técnica de la aeronave y las malas condiciones meteorológicas", señaló el portavoz de ese órgano judicial, Vladimir Markin, en declaraciones a la prensa.
Se desconocen causas
Así lo dejó en claro también el presidente ejecutivo de Flydubai, Gaiz al Gaiz, quien subrayó que no se conocen por el momento las causas del siniestro aunque descartó que una bomba derribara el Boeing 737-800.
El directivo reafirmó que el piloto no envió una llamada de auxilio en ningún momento, y sobre el estado de la aeronave, que realizó su primer vuelo comercial en diciembre de 2010, aclaró que fue sometida a un mantenimiento el 21 de enero pasado en Jordania.
Ante este panorama las autoridades rusas esperan que las dos cajas negras del aparato, que fueron localizadas, ayuden a esclarecer las circunstancias del siniestro.
En cualquier caso, el vuelo FZ 981 procedente de Dubai sobrevolaba el aeropuerto de Rostov del Don en unas condiciones meteorológicas muy adversas, en medio de una densa niebla, lluvia y un fuerte viento lateral, con rachas de hasta 70 kilómetros por hora.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora