La fatalidad sigue instalada en las rutas que atraviesan la provincia. Una familia de la ciudad de Salta sufrió un terrible siniestro vial el sábado a la noche, en el que perdió la vida el padre, mientras que su hijita de 2 años está internada en grave estado en el hospital Materno Infantil.
Eran cerca de las 23 del sábado. Alberto Agustín Tapia regresaba de la ciudad de Tucumán con su esposa y sus dos hijos mellizos de solo 2 años. Él conducía una Ford Ranger, por la ruta nacional 9/34.
A la altura de la localidad de El Tala, kilómetro 1393, Tapia perdió el control de su camioneta. No se sabe aún qué provocó el despiste. El conductor no pudo controlar el vehículo, que volcó sobre una de las banquinas.
Los dos niños y la esposa salieron despedidos de sus asientos. Eso les salvó la vida, aunque la nenita sufrió graves heridas.
Tapia quedó atrapado en la camioneta, que se prendió fuego. El hombre, sin posibilidades de salir, falleció calcinado en la cabina de la Ranger.
Otros usuarios de la ruta, al ver el grave siniestro y el incendio de la camioneta, llamaron al sistema de emergencias. Varias patrullas y ambulancias llegaron en minutos.
La mujer fue trasladada al hospital de Rosario de la Frontera, donde quedó internada por "politraumatismo con traumatismo de tórax, fractura de arcos costales, estable, con pronósticos normales".
Los mellizos de 2 años fueron derivados al hospital Materno Infantil, de Salta capital, donde permanecen internados. La niña sufrió "traumatismo encéfalo craneano grave" y está en terapia intensiva; su hermanito tiene "politraumatismo" en observación en estado favorable.
Tapia es la víctima 175 de la inseguridad vial en Salta, en lo que va de este año.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...