Un jubilado de la China murió cuando tenía sexo con una mujer, y cuando los paramédicos quisieron llevarse el cuerpo de su casa, se percataron de que la mujer seguía adherida al miembro viril.
Los músculos de la vagina de la mujer se cerraron alrededor del miembro del hombre, por lo que no pudo liberarse tras su muerte, informó el sitio Daily Mirror. De todas las rarezas que pueden ocurrir durante un encuentro sexual el caso médico es conocido como "pensis captivus".
Los vecinos de la localidad china donde ocurrió el episodio capturaron el momento en que los paramédicos retiraron el cuerpo del hombre de su domicilio, pero con la mujer supuestamente aún encima suyo.
Embed

Fuente: Daily Mirror. MinutoUno

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia

Debe iniciar sesión para comentar

Importante ahora

cargando...