La mujer policía Marlene Elida Herrera falleció a última hora del martes en el hospital San Bernardo como consecuencia de una grave herida de bala que recibió en el rostro de manos de otro integrante de la fuerza, quien al momento de los hechos era su pareja.
La causa del deceso de Herrera se estableció como shock hipovolémico por herida de arma de fuego.
El femicidio
Tras un llamado de urgencia al 911 efectivos policiales hallaron en el paraje Piquirenda a la mujer policía con una herida de arma de fuego.
La Brigada de Investigaciones estableció que la mujer, agente de la institución policial, mantenía una relación sentimental con un sargento ayudante de la misma fuerza, el cual luego de una discusión la habría agredido físicamente y disparado en el rostro con el arma reglamentaria.
El policía agresor huyó en una motocicleta con dirección a Tartagal, donde abandonó el rodado y luego se quitó la vida.
La Fiscalía Penal de Salvador Mazza y Juzgado de Garantías 1 ordenaron la captura del imputado y el secuestro del arma utilizada, que fue hallada en el lugar donde el agresor se suicidó.
Mientras eso sucedía, desde el Ministerio de Seguridad y la Jefatura Policial se dispuso el inicio de actuaciones administrativas y la separación del acusado de la fuerza, pero la medida llegó tarde porque el sargento protagonista del hecho decidió quitarse la vida tras el incidente en el que murió su pareja.
La causa hoy está caratulada como homicidio seguido de suicidio.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora