Luna Escobar, la beba de 20 meses que hace casi dos semanas había ingerido ácido en un centro de salud de la zona sur de Rosario, murió en las últimas horas tras permanecer en grave estado durante todo este tiempo. La pequeña se encontraba internada en el Hospital Español de Rosario, donde le habían diagnosticado muerte cerebral y su mamá esperaba lo peor.
La pequeña se había intoxicado el 28 de mayo pasado cuando ingirió ácido de uso ginecológico mientras su madre Sofía era atendida en el centro de salud municipal "Santa Teresita".
El fiscal Florentino Malaponte ordenó el secuestro de la historia clínica de la menor e inició una investigación bajo la acusación preliminar de homicidio culposo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia


Ruben Barraza
Ruben Barraza · Hace 5 meses

Que Dios la reciba y tenga en su santa gloria. Descansa en paz niña hermosa.


Se está leyendo ahora