Un joven motociclista de solo 19 años, que vivía en Vaqueros, se convirtió en la víctima fatal número 205 de la inseguridad vial en la provincia. De acuerdo al testimonio de vecinos y el relevamiento de la Policía, el joven habría mordido la banquina, derrapó sobre el pavimento hasta chocar con una columna de alumbrado público, golpeándose la cabeza.
Según el informe de la Policía, ayer a las 2.40 un llamado alertó al Sistema de Emergencias 911 sobre el siniestro en la intersección de las avenidas Patrón Costas y Constitución.
Efectivos de Castañares y una ambulancia del Samec llegaron al lugar donde estaba tendido el joven, quien fue identificado como Gabriel Camilo Díaz, quien vivía en la localidad de Vaqueros.
Según el médico legal, el deceso se habría producido por fractura en la base del cráneo, fractura en el costal izquierdo, herida contusa y hundimiento de la mitad del cráneo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora