El camino viejo hacia Guachipas, por donde los turistas llegan al reconocido Museo del Tabaco está totalmente estropeado. Por el mismo sector, kilómetros adelante se llega a un hogar de ancianos y a varias viviendas de pobladores rurales. Son apenas dos kilómetros de camino de tierra. Está hecho añicos en varios tramos. Intransitable incluso para camionetas. Desde el mes de enero el emprendimiento turístico Santa Anita debió cancelar innumerables reservas de turistas porque es imposible trasladar a los contingentes al lugar.
El propietario del Museo del Tabaco, Carlos Lewis, se cansó de hacer llamadas a Turismo y a Vialidad de la Provincia. El campamento de Vialidad está a dos kilómetros de la finca Santa Anita, en el paraje El Préstamo.
El museo fue considerado por el Ministerio de Turismo de Salta como único en su tipo en toda la argentina.

"Tuvimos alrededor de 50 cancelaciones de visitas a nuestra finca; es una pérdida enorme si consideramos las actividades que se desarrollan entre la sala, el predio y el museo. Es una manera patoteril como me han tratado por pedir por mis derechos. Es un camino utilizado por muchos pobladores. No entiendo la animosidad que tiene Gerardo Villalba, como director de vialidad de la provincia", le dijo a El Tribuno.

Lewis, al no tener respuestas publicó en su muro de Facebook, fotos y comentarios. "Este señor (Villalba) me mandó una carta documento para que deje de publicar críticas a su persona y fotos del camino dañado. Este funcionario no sabe que él está para brindar respuestas a los vecinos y no para que nosotros le rindamos pleitesía por el cargo que ocupa. Yo no le tengo miedo a la actitud patotera que tiene", lanzó el exintendente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia