Tras varias idas y vueltas, el presidente Mauricio Macri presidió ayer los desfiles de bandas militares extranjeras y nacionales en el Campo Argentino de Polo en Palermo, acompañado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, y por el ministro de Defensa, Julio Martínez.
Al mediodía, el jefe de Estado había anunciado en Twitter que no asistiría al desfile "cansado" por la extenuante gira de la semana pasada por Europa y Estados Unidos, y el viaje posterior a Jujuy y Tucumán, para celebrar los 200 años de la Declaración de la Independencia argentina.
Sin embargo, al poco tiempo el Presidente argentino cambió de opinión a raíz de las repercusiones que se generaron y una nueva publicación en la red social, sobre las 14, lo mostraban ya en el Campo Argentino de Polo.
En ese lapso, en las redes sociales habían explotado los pedidos para que el jefe de Estado asistiera al desfile, dado que se estaba reconociendo a excombatientes de Malvinas y que fuerzas armadas de otros países vinieron para la celebración.

Por las calles de Palermo

El acto se inició a las 11, cuando las bandas militares comenzaron a desfilar a lo largo de la avenida Libertador desde la calle Salguero hasta el Campo Argentino de Polo en el barrio porteño de Palermo.
Es la primera vez en 16 años que se realizan desfiles militares en ocasión de fechas patrias. Según la organización, asistieron alrededor de 5.000 efectivos.
El paso de los uniformados fue seguido por miles de espectadores que se acercaron para disfrutar del espectáculo.
Las primeras bandas militares en marchar por la avenida pertenecían a once delegaciones extranjeras, de países invitados como Bolivia, Chile, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Marruecos, Paraguay, Perú y Uruguay.
A continuación, desfilaron los músicos de la Agrupación Sinfónica del Ejército, de las bandas de la Armada Argentina, de la Fuerza Aérea Argentina, y de la Fanfarria Militar Alto Perú, perteneciente al Regimiento de Granaderos a Caballo General San Martín, que tuvieron a su cargo el cierre.

Ovación a excombatientes

Los excombatientes de la guerra de las Malvinas que cerraron el desfile también tuvieron su homenaje y recibieron un fuerte apoyo del público.
Acompañados por sus hijos, algunos con sus uniformes, otros mostrando con orgullo banderas, los exsoldados que lucharon en el conflicto bélico marcaron el momento de mayor emoción del desfile por el Bicentenario.
Fueron aplaudidos por los espectadores que se ubicaron en ambas veredas de la avenida del Libertador y, a su paso, eran reconocidos con gritos como: "Argentina, Argentina" o "Viva la Patria".
Un repertorio ecléctico
Ya en el Campo de Polo se pudo escuchar un repertorio de lo más variado. Entre los temas destacados, se encontró la "Marcha imperial", de las películas de Star Wars, orquestada por la representación española, pasando por "Adios Nonino" de Astor Piazzolla y un tema del "Fantasma de la Opera".
También resaltó la banda de los Estados Unidos, que hicieron despliegue escénico con un militar showman que cantó micrófono en mano e instalaron una batería en medio del césped, y los italianos, con un paso rítmico y la ejecución de tarantelas.
En tanto, la banda militar francesa se destacó por la ejecución en violín de "Those Where the Days", tema que hizo famoso Mary Hopkin, una parodia de enfrentamiento entre músicos.
Por su parte, los bolivianos y chilenos se volcaron hacia el tango y la formación en roseta en el Campo Argentino de Polo.

Revuelo por Rico

El exlíder carapintada Aldo Rico participó junto a la columna de veteranos de guerra de Malvinas en el desfile militar por el Bicentenario de la Independencia en Palermo, y su presencia no pasó
inadvertida.
La participación de Rico fue en carácter de excombatiente de Malvinas, ya que durante el conflicto bélico con el Reino Unido participó como jefe de comandos.
El momento en que Rico saludaba al público a bordo de un jeep militar junto a un grupo de exconscriptos fue capturado por las cámaras y generó un fuerte revuelo en las redes sociales.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora