El presidente de la Cámara de Pequeñas y Medianas Empresas de Salta (Pymes) respondió sobre los efectos que tiene el tarifazo en el sector. La suba del gas, indicó, sucede en un contexto crítico para la actividad: hay fuertes caídas de las ventas y muchas empresas están apelando a sus reservas. El empresario alertó sobre las posibles consecuencias, como el cierre de pymes y la pérdida de puestos de trabajo.
Sobre los aumentos de los servicios, dijo que se creía que iban a estar apuntados a Buenos Aires, donde se suponía que había mayores volúmenes de subsidio.
¿Cómo impacta en las pequeñas y medianas empresas el tope del 500 por ciento en el gas? ¿Cómo se está tratando el tema?
El impacto de los aumentos es negativo ya que afecta los costos de muchas actividades que realizamos. La gastronomía, la hotelería, las panaderías y en diversas industrias, el gas es un insumo esencial. Lo que más preocupa es la manera de aplicar los aumentos: sin audiencia pública, sin medir los impactos negativos, fuera de lo previsto en la ley del Consumidor e incluso de la Constitución Nacional. Los consumidores están confundidos y no hay lógica en los aumentos. Esto atenta a la previsibilidad para las inversiones y, si se convalida y no respeta el marco legal y regulatorio, sienta precedente pudiendo repetirse en el futuro y seguir con los aumentos.
La suba de los servicios públicos como el gas y la energía eléctrica significan aumentos de costos, que se han sumado a diferentes incrementos como alquileres y salarios, que no se han podido trasladar a los precios. Es que se han registrado caídas considerables en las ventas y si suben más los precios, la baja de ventas puede ser mayor. Muchas empresas están utilizando sus reservas para poder seguir activas, lo que origina una dificultad importante si se mantiene esta situación. El cierre de pymes significa la pérdida de puestos de trabajo. Nosotros somos los que más trabajo registrado generamos.
¿Tienen pensado tomar alguna medida al respecto?
El tema ya está en la Justicia a través de diferentes fallos que detuvieron los aumentos. Tenemos entendido que ya está interviniendo la Corte Suprema y fue público el reconocimiento de los mismos funcionarios que generaron la medida.
¿Hay mucha diferencia entre lo que paga por el consumo de gas una pyme salteña y otra del centro del país?
La distorsión y falta de transparencia dificulta mucho la posibilidad de analizar los valores. En Salta los incrementos fueron muy altos como en el resto del país. Se creía que los aumentos solo estaban previstos para Buenos Aires, ya que se informaba que tenían tarifas con mayor subsidio, pero cuando recibimos las boletas se comprobó que no solo hubo quita de subsidio, sino además aumento del servicio. Incluso los topes que fueron anunciados no están siendo aplicados ni respetados.
El artículo 42 de la Constitución Nacional prevé: "Los consumidores y usuarios de bienes y servicios tienen derecho, en la relación de consumo, a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos; a una información adecuada y veraz; a la libertad de elección, y a condiciones de trato equitativo y digno. Las autoridades proveerán a la protección de esos derechos, a la educación para el consumo, a la defensa de la competencia contra toda forma de distorsión de los mercados, al control de los monopolios naturales y legales, al de la calidad y eficiencia de los servicios públicos. La legislación establecerá procedimientos eficaces para la prevención y solución de conflictos, y los marcos regulatorios de los servicios públicos de competencia nacional, previendo la necesaria participación de las asociaciones de consumidores y usuarios y de las provincias interesadas, en los organismos de control".
Por otra parte, el articulo 4 de la Ley 24.240 establece la obligación a los proveedores de servicios de informar adecuadamente a los usuarios "en forma cierta y objetiva, veraz, detallada, eficaz y suficientemente" sobre las condiciones de prestación del mismo, entre las que se encuentra el "precio" que pagarán.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora