Lino Nahuel Moreno, de Rosario de Lerma, expuso el domingo a la tarde sobre el proyecto en el que participó, Scholas Ciudadanía. Interactuó con jóvenes de Australia, Emiratos Árabes Unidos, Mozambique, España, Paraguay y Estados Unidos, entre otros.
Ayer terminó un congreso mundial de educación que se desarrolló durante los días 27, 28 y 29 de mayo en el Vaticano, organizado por Scholas Occurrentes.
Lino Nahuel Moreno, estudiante de Rosario de Lerma, representando a América Latina, participó y expuso la experiencia del programa Scholas Ciudadanía en su ciudad.
"Gracias al papa Francisco es que podemos estar aquí y compartir nuestras vivencias", expresó Nahuel en su discurso.
Francisco cerró el encuentro con una ceremonia en el aula del sínodo, desde donde se dirigió a jóvenes y profesionales que participaron en los programas que la red Scholas mantiene activos en los cinco continentes.
"Estoy muy contento y agradecido. Es una experiencia que no muchos pueden tener: conocer y compartir con chicos de otras culturas, lenguas, creencias, religiones, otra forma de vida, es algo único", dijo Nahuel luego del encuentro mundial.
"No se sienten diferencias de lenguaje. Podemos charlar, compartimos un sentimiento: querer cambiar algo realmente, y eso nos lleva a que estemos tan bien y tan contentos. Ahora que empezó, no queremos que termine, pero sé que después hay una tarea que nos está esperando y que es transmitir esto y compartir la experiencia en nuestros lugares de origen, explicó entusiasmado el joven rosarino.
Luego de tres jornadas de trabajo, los jóvenes elaboraron propuestas y soluciones a dos problemáticas: la captación de los jóvenes por el terrorismo internacional y el protagonismo juvenil en el cuidado de la "casa común", el mundo.
Estos trabajos se volcaron en un documento final que se entregó al papa Francisco y también a funcionarios de los gobiernos de catorce países que estaban presentes.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora