Debido a la demanda de vecinos de distintos barrios que solicitan el arreglo o la colocación del alumbrado público, el secretario de Gobierno, Walter Segerer, aseguró que para poder solucionar todos los problemas planteados por la falta de iluminación se hace necesario invertir alrededor de un millón de pesos en la compra de focos y de luminarias.
Fue en respuesta al último pedido de mejora en la iluminación, realizado por vecinos del B§ San Ignacio, un barrio que surge a raíz de un loteo privado y por cuya ubicación se ha transformado en fácil objetivo por parte de la delincuencia local.
"Estuvimos haciendo un relevamiento de los lugares donde debemos realizar algunos cambios, por ejemplo en camino a la cárcel federal nos han destrozado unos 42 focos. Cada foco cuesta alrededor de $1.500 y si debemos cambiar la luminaria completa supera los $3.000. Solo en esa zona debemos invertir unos $60.000. Si sumamos otros cambios en otros sectores, la suma se aproxima al millón de pesos. Lo vamos a hacer, pero les pedimos paciencia", expresó el funcionario consultado por El Tribuno. Con respecto a la urgencia para conseguir fondos, teniendo en cuenta que la Provincia continúa realizando un importante descuento en la coparticipación, el Ejecutivo municipal envió un proyecto al Concejo Deliberante para una modificación en la escala tarifaria del pago de impuestos.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora