El viernes, tras una reunión en la municipalidad de Guemes entre los secretarios de los tres gremios que agrupan los empleados municipales, SOEM, UPCN y ATE, la intendenta Alejandra Fernández y la jueza de Faltas, Débora Ramírez, se informó sobre la situación de cada uno los empleados asignados a esa área de control, en especial para aclarar los rumores sobre un supuesto pedido de renuncia masivo de todo el personal.
"No es verdad que hayamos dejado personal sin trabajo, nadie fue afectado en su fuente laboral. Esto no es más que la continuidad de la campaña de temor en mi contra que vienen fabricando desde la oposición", dijo la flamante jefa comunal.
"Los empleados que comenzaron a trabajar desde la creación del juzgado y se capacitaron para hacerlo continúan en sus funciones. Lo que sí es cierto es que no permitiremos que las 9 personas que el exintendente Daniel Segura designó por decreto y de forma irregular a último momento, permanezcan trabajando", expresó la mandataria.
Por su parte, Ramírez fue recientemente reintegrada mediante un fallo de la jueza de primera instancia en lo Contencioso Administrativo, Silvia Longarte, quién hizo lugar a una medida cautelar presentada por la demandante en contra de una resolución y una ordenanza por las cuales fue removida de su cargo. Segura había designado en su lugar a Dante Giménez, ahora removido.
"Esas 9 personas son empleados municipales, lo que quisieron hacer es reacomodarlos en forma unilateral, desplazando a otros que están capacitados y trabajaron conmigo desde un comienzo", dijo la jueza.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora