El aberrante hecho de la niña wichi violada por una banda de delincuentes en Alto La Sierra en noviembre pasado, hecho que conmocionó no solo a la provincia sino a gran parte del país, tiene un nuevo detenido. De los tres menores que fueron imputados uno estaba en calidad de prófugo, ya que ante el requerimiento de tener que presentarse a declarar ordenado por el Juzgado y la Fiscalía que atienden en la causa no solo hizo caso omiso, sino que su familia había informado que el menor había salido de viaje. Ayer, por propia voluntad, se presentó solo en la Ciudad Judicial de Tartagal.
En el nuevo proceso que se inició tras el cambio de fiscal en la causa, en la que Armando Cazón fue reemplazado por Pablo Cabot, se habían ordenado una serie de medidas, como la extracción de pruebas genéticas a los imputados, para luego cotejarlas con pruebas que los especialistas tomaron de la bebé de siete meses -murió el 3 de junio por una anencefalia luego de una cesárea practicada sobre la menor- que gestaba la niña a raíz del abuso sexual. Cotejo que también se le realizará con otros objetos de los que tomaron material genético, como prendas de vestir.
En ese sentido, y desde la presentación del menor ante el Juzgado norteño, la Fiscalía completó las extracciones de muestras a través de hisopados bucales a los tres menores imputados. Ahora esas pruebas serán objeto de cotejos genéticos a cargo del Departamento de Biología Molecular del Cuerpo de Investigaciones Fiscales (CIF), peritaje que se realizará desde hoy en los laboratorios de la Ciudad Judicial. Por su parte, peritos del Gabinete de Inspección Ocular del CIF llevarán a cabo detecciones de huellas y rastros en una prenda de vestir de la víctima, perteneciente a la etnia wichi.
La lamentable y triste historia de la menor abusada sexualmente, víctima de la perversidad humana más cruel y detestable, es un hecho que no hace más que desnudar una realidad que muchas veces se intenta ocultar o ignorar, y que expone la inacción y la falta de políticas preventivas verdaderas y serias por parte del Estado, que en este como en otros casos estuvo ausente.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora