Al igual que en 2013, la organización no gubernamental (ONG) Techo, que promueve construcciones en las zonas periféricas de las ciudades, presentó ayer en la Legislatura un nuevo informe sobre la situación habitacional del país y la provincia.
De los 122 asentamientos que hay por estos días en la provincia, 44 están en la capital, 50 en General San Martín, 22 en Orán y 6 en Rosario de la Frontera. El promedio de antigedad es de 25 años.
Una de las conclusiones más contundentes del estudio fue que en la totalidad de los asentamientos relevados por Techo en Salta no hay tendido cloacal. En ese sentido, recordaron que un niño perdió la vida este año al caer en un pozo ciego, utilizaron el caso para representar el peligro que significan ese tipo de soluciones paliativas a una deficiencia estructural.
El 98,4% de los asentamientos no cuenta con acceso al agua corriente, el 97% no tiene ninguna calle asfaltada, el 43% no posee alumbrado público, en la mitad de ellos no hay servicio de recolección de residuos, y el 60% padece inundaciones ante cada lluvia, por más mínima que sea. El trabajo realizado por la organización internacional asegura que 7 de cada 10 asentamientos en Salta cuenta con menos de 100 familias.
Según sus registros, en la actualidad hay 15.330 familias que viven en terrenos informales, las cuales se distribuyen en 122 asentamientos. En su investigación de 2013 habían concluido que existían 17.520 familias repartidas en 143 barrios irregulares.

El relevamiento

El trabajo contó con la participación de más de 800 jóvenes en todo el país que recorrieron más de 3.000 barrios informales e incorporó como una de sus herramientas elementales un sistema operativo diseñado por el Ministerio de Primera Infancia de Salta, que facilita la labor de los encuestadores y aporta más rigurosidad en el recabado de datos.
En Salta, el trabajo se desplegó en 14 localidades, entre las que se destacan por su densidad poblacional Tartagal, San Ramón de la Nueva Orán, Rosario de la Frontera y la ciudad capital. A diferencia de la metodología del Indec, el trabajo de Techo introduce encuestas también en territorios rurales. Sobre esto último, los representantes locales de la ONG apuntaron que se trabajó en zonas de los departamentos San Martín y Rivadavia.
Durante la presentación de los resultados del informe, los voceros de Techo afirmaron que lo que los moviliza a realizar este tipo de trabajos es, por un lado, la importancia de la información de acceso público y, por otra parte, su convicción de que todos los ciudadanos forman parte, tanto en derechos como en responsabilidades, del gobierno. A ello, lo llaman "gobierno abierto".
Los representantes de Techo subrayaron, al cierre de su exposición, la importancia de generar este tipo de datos con más frecuencia y a nivel estatal.

¿Qué te pareció esta noticia?

Sección Editorial

Comentá esta noticia



Se está leyendo ahora