Anita Zigarán tiene 12 años, escucha radio y su programa preferido la transporta en el tiempo a través de canciones que se popularizaron antes de que naciera. "Me gusta escuchar música de todas las épocas, pero lo que me encanta es la lectura. Cuando sea grande quiero ser profesora de inglés", le contó la pequeña a El Tribuno. Ella es ciega y está integrada a la escuela Indalecio Gómez, donde cursa el nivel primario.
Hasta hace poco, la única manera por la que Anita podía incorporar contenidos curriculares eran algunos textos adaptados al sistema Braille. Además de las adecuaciones que le realiza su mamá para aprender inglés y en el futuro enseñar a ciegos. Tener un manual de grado para aprender en la escuela significaba un anhelo que solo existía en su corazón, en el de sus compañeros y las maestras.
"Seguro que los manuales tienen cuentitos así que los leeré a todos", agregó la niña, quien al igual que muchos otros chicos con discapacidades visuales recibieron hace algunos días los primeros kits educativos para ciegos que entregó el Ministerio de Educación de la Provincia.
Un hecho inédito para Salta y el interior del país, ya que este tipo de libros no se comercializan y solo se encuentran en la Biblioteca Argentina para Ciegos, ubicada en Buenos Aires.
Sentimiento compartido
Escuchar lo que otros leen es la práctica más habitual para un niño ciego y el deseo de leer es el sentimiento compartido por la mayoría. Con un amplio campo de oportunidades y herramientas, la lectura no solo les permite incorporar conocimientos sino crear, desde un cuento hasta un discurso como lo hizo Jorge Gutiérrez. "Gracias por darnos la oportunidad de aprender mejor. Lo hago en mi nombre y en el de todos mis compañeros discapacitados visuales que vemos con el corazón", expresó el pequeño, alumno integrado en la escuela Delfín Leguizamón, durante la lectura del discurso que él mismo redactó para el acto de entrega de los más de 140 kits.
Los mismos contenían elementos como carpetas, hojas texturadas, pizarras, punzones, ábaco, entre otros elementos.
El evento tuvo la participación de alumnos integrados en más de cincuenta escuelas de la capital salteña. Además del gobernador Juan Manuel Urtubey, funcionarios del Ejecutivo y directivos de la Escuela de Educación Especial Nº 7.040 Corina Lona.
Los manuales (primero a cuarto grado) estarán disponibles en cada uno de los establecimientos educativos que integren a niños ciegos en el nivel primario. La etapa continuará con el resto de los grados a medida que concluyan los trabajos de edición.
Desde Corina Lona
El primer manual se confeccionó en la Escuela Especial Nº 7.040 Corina Lona. El establecimiento es el referente en la atención a personas con discapacidad visual. "En más de ochenta años de trayectoria de la escuela es la primera vez que se hace la entrega de un manual y elementos educativos para ciegos. Para nosotros es un sueño cumplido", dijo la directora de la escuela especial, Adriana Pauna. Actualmente, Corina Lona ofrece educación temprana (salitas de 1, 2, 3) nivel inicial (prejardín y jardín) y apoyo en el nivel secundario. El objetivo es que los niños se integren durante la primaria al resto de las escuelas.

Dictado de un curso

La Dirección de Discapacidad municipal dictará el curso de "Lectoescritura Braille" para mejorar la comunicación con las personas ciegas. Los interesados deben escribir a direcciongraldis capacidad@gmail .com o llamar al 4160900 interno 1218 o al 154759328/ 154444924.

¿Qué te pareció esta noticia?

Comentá esta noticia