Nissan comenzará a vender este año el nuevo modelo Kicks en América Latina, según anunció el presidente ejecutivo Carlos Ghosn, durante una visita a la planta de Brasil, donde se producirá el vehículo. Nissan está invirtiendo 750 millones de reales (US$186 millones) en la planta de Resende, a unos 160 kilómetros al noroeste de Río de Janeiro, para construir el nuevo modelo que se basa en un concepto presentado en la feria automotriz de San Pablo del 2014.
Después del inicio de la producción, Nissan planea contratar a 600 empleados nuevos y abrir un segundo turno en la fábrica, que actualmente elabora los vehículos compactos March y Versa, según un comunicado.
Los planes de contratación de Nissan se conocen después de que las compañías del sector en Brasil despidieron a cerca de uno de cada 10 trabajadores el año pasado, profundizando la peor crisis de la industria en décadas generada por el desplome de las ventas de vehículos en un 25%. Brasil es uno de los cinco mercados automotrices más grandes del mundo y una importante base de operaciones de Fiat Chrysler Automobiles NV, Volkswagen AG, General Motors Co y Ford Motor Co. Las firmas del sector han lanzado nuevos modelos para llamar la atención del reducido grupo de brasileños que aún busca comprar un vehículo nuevo, en momentos en que la economía atraviesa por una severa recesión. Nissan confirmó la producción en serie del Kicks en Brasil, una camioneta chica que por ahora es solo un prototipo, pero que estará lista durante 2016 para pelear en el creciente segmento de los crossovers compactos. Su prototipo, y en el que se inspirará directamente, fue exhibido en el último Salón de Buenos Aires. La marca no especificó los países a los que llegará, aunque por tratarse de un modelo global sus mercados serán amplios. Argentina, que producirá en Córdoba la nueva Frontier desde fines de 2017, sin duda tiene chances de recibirlo.

¿Qué te pareció esta noticia?

Aparecen

Sección Editorial

Comentá esta noticia